Moniciones para la Misa
Para participar activa y concientemente en la Eucaristía

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Septiembre 2014    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (66) Sindicar categoría
Homilías (5) Sindicar categoría
Moniciones (101) Sindicar categoría
Reflexiones (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2008 (3)
Abril 2008 (1)
Febrero 2008 (1)
Enero 2008 (7)
Diciembre 2007 (8)
Noviembre 2007 (8)
Octubre 2007 (21)
Septiembre 2007 (11)
Agosto 2007 (18)
Julio 2007 (3)
Junio 2007 (6)
Mayo 2007 (5)
Abril 2007 (5)
Marzo 2007 (7)
Febrero 2007 (3)
Enero 2007 (9)
Diciembre 2006 (17)
Noviembre 2006 (8)
Octubre 2006 (16)
Septiembre 2006 (11)
Agosto 2006 (9)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
eGrupos
ZoomBlog
 

viii semana del Tiempo Ordinario Ciclo A

Moniciones para la Misa

¿Cuántos hay scalándonos? 

Autor: Misioneros Redentoristas                            Fuente: www.scalando.com

Tiempo Ordinario

VII Semana

LAS LECTURAS DE HOY 

Lunes, 26 de Mayo de 2008                                      VIII Semana del Tiempo Ordinario


Santoral

San Felipe nació en Florencia, Italia, en 1515. Su padre se llamaba Francisco Neri. Desde pequeño demostraba tal alegría y tan grande bondad, que la gente lo llamaba "Felipín el bueno". En su juventud dejó fama de amabilidad y alegría entre sus compañeros y amigos. Habiendo quedado huérfano de madre, lo envió su padre a casa de un tío muy rico, el cual planeaba dejarlo heredero de todos sus bienes. Pero allá Felipe se dio cuenta de que las riquezas le podían impedir el dedicarse a Dios, y un día tuvo lo que él llamó su primera "conversión". Y consistió en que se alejó de la casa del riquísimo tío y se fue para Roma llevando únicamente la ropa que llevaba puesta. En adelante quería confiar solamente en Dios y no en riquezas o familiares pudientes.

Felipe había recibido de Dios el don de la alegría y de amabilidad. Como era tan simpático en su modo de tratar a la gente, fácilmente se hacía amigo de obreros, de empleados, de vendedores y niños de la calle y empezaba a hablarles del alma, de Dios y de la salvación. Una de sus preguntas más frecuentes era esta: "amigo ¿y cuándo vamos a empezar a volvernos mejores?". Si la persona le demostraba buena voluntad, le explicaba los modos más fáciles para llegar a ser más piadosos y para comenzar a portarse como Dios quiere. Desde la mañana hasta el anochecer estaba enseñando catecismo a los niños, visitando y atendiendo enfermos en los hospitales, y llevando grupos de gentes a las iglesias a rezar y meditar. Pero al anochecer se retiraba a algún sitio solitario a orar y a meditar en lo que Dios ha hecho por nosotros. Muchas veces pasó la noche entera rezando.

A los 34 años todavía era un simple seglar. Pero a su confesor le pareció que haría inmenso bien si se ordenaba de sacerdote y como había hecho ya los estudios necesarios, aunque él se sentía totalmente indigno, fue ordenado de sacerdote, en el año 1551.Y apareció entonces en Felipe otro carisma o regalo generoso de Dios: su gran don de saber confesar muy bien. Ahora pasaba horas y horas en el confesionario y sus penitentes de todas las clases sociales cambiaban como por milagro. Leía en las conciencias los pecados más ocultos y obtenía impresionantes conversiones. Con grupos de personas que se habían confesado con él, se iba a las iglesias en procesión a orar, como penitencia por los pecados y a escuchar predicaciones. Así la conversión era más completa.

San Felipe quería irse de misionero al Asia pero su director espiritual le dijo que debía dedicarse a misionar en Roma. Entonces se reunió con un grupo de sacerdotes y formó una asociación llamada el "Oratorio", porque hacían sonar una campana para llamar a las gentes a que llegaran a orar. El santo les redactó a sus sacerdotes un sencillo reglamento y así nació la comunidad religiosa llamada de Padres Oratorianos o Filipenses. Esta congregación fue aprobada por el Papa en 1575.

El 25 de mayo de 1595 su médico lo vio tan extraordinariamente contento que le dijo: "Padre, jamás lo había encontrado tan alegre", y él le respondió: "Me alegré cuando me dijeron: vayamos a la casa del Señor". A la media noche le dio un ataque y levantando la mano para bendecir a sus sacerdotes que lo rodeaban, expiró dulcemente. Tenía 80 años.

Fue declarado santo en el año 1622 y en Roma lo consideraron como a su mejor catequista y director espiritual.

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: I Pedro 1,3-9
"No habéis visto a Jesucristo, y lo amáis; creéis en él, y os alegráis con un gozo inefable"

Salmo Responsorial: 110
"El Señor recuerda siempre su alianza"

Evangelio: Marcos 10,17-27
"Vende lo que tienes y sígueme".  Jesús llama a tomar un proyecto de vida que compromete toda nuestra existencia.

Oración universal:

Recordando la alegría y la entrega de San Felipe Neri, invoquemos al Señor:

-Por todos los catequistas y quienes educan a nuestros niños, roguemos al Señor.

-Por los evangelizadores que se dedican a llevar la Buena Nueva a los ambientes sociales de hoy día, roguemos al Señor.

-Por todos los niños, para que el Señor los conserve siempre en el buen camino, roguemos al Señor.

-Por la Iglesia Universal, llamada a sembrar semillas de esperanza y alegría, como lo hizo San Felipe Neri, roguemos al Señor.

 

Dios de bondad infinita, que auxilias nuestra pequeñez más allá de lo que podemos imaginar, concédenos las gracias que te pedimos.  Por Cristo, nuestro Señor.

 

Martes, 27 de Mayo de 2008                                                VIII Semana del Tiempo Ordinario

 

Santoral

San Agustín, Arzobispo de Canterbury

Fue el jefe de la expedición apostólica que tuvo como misión la evangelización de la Inglaterra anglosajona, partiendo de Roma en el año 596. Los misioneros desembarcaron en la isla de Thanet, gobernada por el Rey Etelberto de Kent, quien les ofreció una casa en Canterbury y les dio permiso para predicar el cristianismo a sus súbditos, logrando muchas conversiones, incluso la del mismo rey. San Agustín reconstruyó en Canterbury una antigua iglesia, que constituyó el primer núcleo de la Basílica Metropolitana y del futuro monasterio de "Christ Church". Fuera de las murallas de la ciudad, fundó dos monasterios más: San Pedro y San Pablo. El santo pasó sus últimos años empeñado en difundir y consolidar la fe en el reino de Etelberto e instituyó las sedes de Londres y Rochester. El 26 de mayo del año 605, San Agustín pasó a recibir el premio celestial.

 

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: I Pedro 1,10-16
"Predecían la gracia destinada a vosotros; por eso, controlaos bien, estando a la expectativa".  Los ángeles ansían conocer lo que ha sido revelado a los seres humanos.

Salmo Responsorial: 97
"El Señor da a conocer su victoria"

Evangelio: Marcos 10,28-31

"Recibiréis en este tiempo cien veces más, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna".  La entrega a Jesús y su evangelio siempre da mucho fruto.

Oración universal:

 

-Por todos los seres humanos que trabajan en condiciones inhumanas y opresivas, roguemos al Señor.

-Por nosotros, que hemos recibido la buena nueva, para que la compartamos con generosidad, roguemos al Señor.

-Por todos los que sufren por anunciar el Reino de Dios, roguemos al Señor.

-Por el Santo Padre, Benedicto XVI  y por todos los obispos del mundo, roguemos al Señor.

 

Padre bondadoso, acudimos al trono de tu misericordia para implorar las gracias que necesitamos para servirte mejor.  Por Cristo nuestro Señor.

 

Miércoles 28 de Mayo de 2008                                             VIII Semana del Tiempo Ordinario

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: I Pedro 1,18-25
"Os rescataron a precio de la sangre de Cristo, el Cordero sin defecto".

Salmo Responsorial: 147
"Glorifica al Señor, Jerusalén"

Evangelio: Marcos 10,32-45
"Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado".  Jesús asume su misión y su responsabilidad como salvador del mundo, pero lo hace sin miramientos ni fanfarrias.

Oración universal:

Tomando como modelo el ejemplo de Jesús, pongamos nuestras vidas al servicio del plan de salvación.

-Por todos los fieles cristianos, para que asuman su misión y responsabilidad en el mundo, a ejemplo de Jesús, roguemos al Señor.

-Por una conciencia cada vez más profunda del don de la salvación, roguemos al Señor.

-Para que reconociéndonos como hijos e hijas amados de Dios, adoremos al Cordero sin defecto, por Cristo nuestro Señor.

-Por la paz del mundo, la liberación de los oprimidos y la salud de los enfermos, roguemos al Señor.

 

Te bendecimos Padre, Dios de salvación, por la gracia de la redención que nos entregas por tu Hijo en el Espíritu Santo.  Amén.

 

Jueves, 29 de Mayo de 2008                         VIII Semana del Tiempo Ordinario

 

Santoral

San Maximino, Obispo

Maximino nació al comienzo del siglo IV en Poitiers (Aquitania), al sudoeste de la antigua Galia.  Fue elegido obispo de Tréveris en el año 332. Perturbaba en aquel tiempo en la Iglesia el arrianismo, doctrina que negaba la unidad y consustancialidad en las tres personas de la santísima Trinidad. En el año 345, Maximino concurrió al concilio de Milán, donde los arrianos, cuyo jefe era Eusebio de Nicomedia, fueron otra vez condenados. Considerado indispensable para cimentar la paz de la Iglesia celebrar un nuevo concilio ecuménico, Maximino lo propuso al emperador Constante; éste, hallándolo conveniente, escribió a su hermano Constantino, concertándose para tal reunión la ciudad de Sárdica (hoy Sofía, capital de Bulgaria). Vuelto a su Iglesia, Maximino hizo frente a las necesidades, socorriendo a los pobres. Su familia residía en Poitiers y allá fue a visitarlos, pero murió al poco tiempo en esa ciudad, en el año 349. La fecha de hoy recuerda la traslación de sus reliquias a Tréveris.

 

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: I Pedro 2,2-5.9-12
"Vosotros sois un sacerdocio real, una nación consagrada, para proclamar las hazañas del que os llamó". Todos formamos el templo del Espíritu, cada cual cumpliendo con su misión personal.

Salmo Responsorial: 99
"Entrad en la presencia del Señor con vítores"

Evangelio: Marcos 10,46-52
"Maestro, haz que pueda ver".  La fe del ciego Bartimeo le permitió ver lo que tenían vista no podían ver.  Confiesa a Jesús como Mesías.

Viernes, 30 de Mayo de 2008                       Sagrado Corazón de Jesús

Los Santos Padres muchas veces hablaron del Corazón de Cristo como símbolo de su amor, tomándolo de la Escritura: "Hemos de beber el agua que brotaría de su Corazón... cuando salió sangre y agua" (Jn 7,37; 19,35). En la Edad Media comenzaron a considerarle como modelo de nuestro amor, paciente por nuestros pecados, a quien debemos reparar entregándole nuestro corazón (santas Lutgarda, Matilde, Gertrudis la Grande, Margarita de Cortona, Ángela de Foligno, San Buenaventura, etc.).

En el siglo XVII estaba muy extendida esta devoción. San Juan Eudes, ya en 1670, introdujo la primera fiesta pública del Sagrado Corazón. En 1673, Santa Margarita María de Alacoque comenzó a tener una serie de revelaciones que le llevaron a la santidad y la impulsaron a formar un equipo de apóstoles de esta devoción. Con su celo consiguieron un enorme impacto en la Iglesia.


Se divulgaron innumerables libros e imágenes. Las asociaciones del Sagrado Corazón subieron en un siglo, desde mediados del XVIII, de 1.000 a 100.000. Unas 200 congregaciones religiosas y varios institutos seculares se han fundado para extender su culto de mil formas. El Apostolado de la Oración, que pretende conseguir nuestra santificación personal y la salvación del mundo mediante esta devoción, contaba ya en 1917 con 20 millones de asociados. Y en 1960 llegaba al doble en todo el mundo. "

La Europa oficial rechazó el Corazón de Cristo y en seguida fue asolada por los horrores de la Revolución francesa y de las guerras napoleónicas. Pero después de la purificación, resurgió de nuevo con más fuerza que nunca. En 1856 Pío IX extendió su fiesta a toda la Iglesia. En 1899 León XIII consagró el mundo al Sagrado Corazón de Jesús (Ecuador se sabía consagrado en 1874).


Lecturas de la liturgia

 

Primera Lectura: Deuteronomio 7,6-11
"El Señor se enamoró de vosotros y os eligió".  Por puro amor, Dios llama a la existencia y por puro amor conserva a su pueblo elegido.

Salmo Responsorial: 102
"La misericordia del Señor dura siempre, para los que cumplen sus mandatos"

Segunda Lectura: I Juan 4,7-16
"Dios nos amó".  El amor de Dios por nosotros es la razón que fundamenta nuestro amor por los demás, pues no podemos decir que amamos a Dios si no amamos a los hermanos.

Evangelio: Mateo 11,25-30
"Soy manso y humilde de corazón".  La mansedumbre de Jesús destaca como la cualidad más importante de su servicio.

Oración universal:

 

En esta fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, pidamos al Señor la fuerza para amar como él amó:

-Por todos nosotros, para que meditando frecuentemente en el amor comprometido de Dios, respondamos con generosidad a su llamado, roguemos al Señor.

-Por quienes tienen falta de amor en sus vidas, para que con el apoyo de los hermanos y hermanas, puedan descubrir el inmenso amor de Dios, roguemos al Señor.

-Por las víctimas del desamor en la sociedad, víctimas de la guerra, la violencia, la criminalidad, el maltrato y todo lo que oprime al ser humano, roguemos al Señor.

-Por nosotros, para que a partir de nuestra experiencia del amor que Dios nos tiene podamos dar testimonio de ese amor, roguemos al Señor.

 

Pedimos, Padre, mediante el Sagrado Corazón de tu Hijo, Jesús, que nos concedas conocer tu amor y nos ayudes a darlo a conocer.  Por el mismo Cristo, nuestro Señor.

 

 

31 de mayo de 2008   Fiesta de la Visitación de María a su prima Santa Isabel

 

Luego que María Santísima oyó del ángel Gabriel que su prima Isabel también esperaba un hijo, se sintió iluminada por el Espíritu Santo y comprendió que debería ir a visitar a aquella familia y ayudarles y llevarles las gracias y bendiciones del Hijo de Dios que se había encarnado en Ella. San Ambrosio anota que fue María la que se adelantó a saludar a Isabel puesto que es la Virgen María la que siempre se adelanta a dar demostraciones de cariño a quienes ama. Por medio de la visita de María llevó Jesús a aquel hogar muchos favores y gracias: el Espíritu Santo a Isabel, la alegría a Juan, el don de Profecía, etc., los cuales constituyen los primeros favores que nosotros conocemos que haya hecho en la tierra el Hijo de Dios encarnado. San Bernardo señala aquí que desde entonces María quedó constituida como un "Canal inmenso" por medio del cual la bondad de Dios envía hacia nosotros las cantidades más admirables de gracias, favores y bendiciones.

Además, nuestra Madre María recibió el mensaje más importante que Dios ha enviado a la tierra: el de la Encarnación del Redentor en el mundo, y en seguida se fue a prestar servicios humildes a su prima Isabel. No fue como reina y señora sino como sierva humilde y fraterna, siempre dispuesta a atender a todos que la necesitan. Este fue el primero de los numerosos viajes de María a ayudar a los demás. Hasta el final de la vida en el mundo, Ella estará siempre viajando para prestar auxilios a quienes lo estén necesitando. También fue la primera marcha misionera de María, ya que ella fue a llevar a Jesús a que bendijera a otros, obra de amor que sigue realizando a cada día y cada hora. Finalmente, Jesús empleó a su Madre para santificar a Juan Bautista y ahora ella sigue siendo el medio por el cual Jesús nos santifica a cada uno de nosotros que somos también hijos de su Santa Madre.

 

 

Primera Lectura: Sofonías 3, 14-18ª

"El Señor será el rey de Israel dentro de ti".  El profeta Sofonías anuncia el día glorioso del Señor, que habite entre nosotros.

 

Salmo Responsorial: 12


"El Señor ha hecho maravillas con nosotros"

 

Evangelio: Lucas 1, 39-56

"¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme?".  La visitación de María a su prima Santa Isabel es ocasión para celebrar las grandezas del amor de Dios y el destino y misión de María, Madre de los creyentes.

 

Oración universal:

 

Por intercesión de la Virgen María, quien visita a su prima en su necesidad y se dispone a servirle, invoquemos la ayuda de Dios.

-Por todos nosotros, para que con espíritu generoso acudamos al servicio de los necesitados, roguemos al Señor.

-Por todas las mujeres en cinta, para que el Señor bendiga el futuro fruto de sus vientres, roguemos al Señor.

-Por todos los niños no nacidos, los que están amenazados por el aborto, y quienes sufren de enfermedades desde el vientre, roguemos al Señor.

-Por todos nosotros, que reconocemos a María como Madre del Señor, para que podamos imitar sus virtudes y seguir su camino de servicio a Cristo, roguemos al Señor.

 

En tu sierva, la Virgen María, nos has dado, Señor, un modelo del verdadero discípulo de Cristo,  Ayúdanos con tu gracia a seguir a Jesús como ella lo siguió.  Lo pedimos por el mismo Cristo nuestro Señor.

Misioneros Redentoristas: www.scalando.com

Publicado por monicion el 20 de Mayo, 2008, 14:27 Comentarios 44 | Comentar | Referencias (0)

vii semana del Tiempo Ordinario - Ciclo A

Moniciones para la Misa

¿Cuántos hay scalándonos? 

Autor: Misioneros Redentoristas                            Fuente: www.scalando.com

Tiempo Ordinario

VII Semana

LAS LECTURAS DE HOY 

19 de Mayo de 2008                                      VII Semana del Tiempo Ordinario


Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Santiago 3,13-18
"Si tenéis el corazón amargado por la envidia y las rivalidades, no andéis gloriándoos".  La sabiduría que viene de lo alto evita las envidias y rivalidades.

Salmo Responsorial: 18
"Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón."

Evangelio: Marcos 9,14-29
"Tengo fe, pero dudo; ayúdame".  Jesús demuestra su señorío sobre todo lo creado, incluyendo los espíritus inmundos.

Oración universal: 

Padre pródigo de misericordia, acoge las plegarias de tu pueblo:

-Por el Santo Padre Benedicto XVI, para que el Señor lo guarde y lo guía siempre por la verdad, roguemos al Señor.

-Por todos los que sufren por la calumnia, los rumores y la mala voluntad de los demás, roguemos al Señor.

-Para que nuestra fe, ayudada por la gracia Dios, puede crecer y fortalecerse, roguemos al Señor.

-Por todas las personas que nos ha rogado incluirlas en nuestras oraciones, especialmente quienes atraviesan momentos difíciles en su vida personal, roguemos al Señor.

 

Que tu Palabra, O Padre, habite siempre en nuestros corazones y nos mantenga siempre fieles a la verdad.  Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

 

 

20 de Mayo de 2008                                                  VII Semana del Tiempo Ordinario


Santoral

San Bernardino de Siena nació en la Massa Marittima de Toscana y perteneció a la noble familia de los Albizeshi. Quedó huérfano de padre y madre antes de cumplir los 7 años. A los 17, ingresó en una cofradía de Nuestra Señora, cuyos miembros se comprometían a practicar ejercicios de piedad y cuidar a los enfermos. En Siena tomó el hábito franciscano y en 1403 hizo sus votos en el convento de Colombaio, en las afueras de la ciudad. Un año más tarde, el día de la Natividad de la Virgen, recibió la ordenación sacerdotal. Poco a poco Dios le preparaba para su doble misión de apóstol y reformador.

El Santo llegó a Milán en 1417, donde inició su carrera apostólica. Predicó en toda Italia, viajaba a pie y aconsejaba la penitencia a los que le oían, además de propagar la devoción al Santo Nombre de Jesús. En 1430, San Bernardino tuvo que dejar el trabajo misional, al ser nombrado vicario general de los frailes de la estricta observancia. Este movimiento de la Orden de San Francisco había comenzado a mediados del siglo XIV en el convento de Brogliano, entre Camerino y Asís, pero no logró imponerse hasta la época de San Bernardino, quien fue su segundo fundador, organizador y reformador. San Bernardino añoraba el trabajo apostólico directo, por lo que en 1442 obtuvo del Papa la autorización de renunciar al cargo de vicario general. Hizo misiones en Romaña, Ferrara y Lombardía. Murió en Aquila, el 20 de mayo de 1444, víspera de la Ascensión. Fue canonizado 6 años después de su muerte.

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Santiago 4,1-10
"Pedís y no recibís, porque pedís mal".  Acerquémonos a Dios y Dios se acercará a nosotros.

Salmo Responsorial: 54
"Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará"

Evangelio: Marcos 9,30-37
"El Hijo del hombre va a ser entregado. Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos".   En el orden de moral cristiana no valen los puestos y destaques, pues sólo el amor y el servicio tienen mérito.

Oración universal:

 

Por intercesión de San Bernardino de Siena, te pedimos, Señor, que atiendas nuestras súplicas:

 

-Por quienes tienen la misión de predicar el evangelio con radicalidad, para que no desfallezcan en su anuncio, roguemos al Señor.

-Por todas las personas que terminan sus exámenes y estudios en estos días, para que Dios bendiga todos sus esfuerzos, roguemos al Señor.

-Por nuestros niños y jóvenes, que se acercan al tiempo vacacional de verano, para que pueda aprovechar este tiempo para el bien de todos, roguemos al Señor.

-Por nosotros, aquí presentes, por las gracias que necesitamos para servir con verdadera entrega al Señor, roguemos al Señor.

 

Señor Jesús, concédenos tener el mismo celo apostólico que caracterizó a San Bernardino, y enséñanos a no desfallecer en la oración.  Tu que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

 

21 de Mayo de 2008                                                  VII Semana del Tiempo Ordinario


Santoral

Nació en Florencia, Italia, en el año 1556. Perteneció a la familia de los Pazzi, familia que dio a la nación famosos políticos y militares,  y a la Iglesia Católica una de sus más grandes santas. Mostró desde muy niña inclinación por la vida religiosa por lo que ingresó al convento de las Carmelitas. Hizo sus tres votos o juramentos de pobreza, castidad y obediencia antes que las demás novicias, porque le llegó una grave enfermedad que la llevó casi a la muerte. Cuando la transportaban a la enfermería después de hacer sus tres votos, Magdalena tuvo su primer éxtasis que le duró más de una hora. Su rostro apareció ardiente, y deshecha en lágrimas sollozaba y repetía: "Oh amor de Dios que no eres conocido ni amado: ¡cuán ofendido estás!". En los siguientes cuarenta días tuvo inmensas consolaciones espirituales y recibió gracias extraordinarias.

Desde entonces fue creciendo sin cesar su deseo de sufrir por Cristo y por la conversión de los pecadores. A una religiosa que le preguntaba cómo podía soportar sus dolores sin proferir ni una sola palabra de impaciencia, le respondió: "Pensando y meditando en los sufrimientos que Jesucristo padeció en su santísima Pasión y muerte. Quien mira las heridas de Jesús crucificado y medita en sus dolores, adquiere un gran valor para sufrir sin impacientarse y todo por amor a Dios". En medio de su éxtasis, abrazando su crucifijo, con rostro brillante exclamaba: "Oh Jesús mío, concédeme palabras eficaces para convencer al mundo de que tu amor es grande y verdadero y que nuestro egoísmo es engañoso y tramposo". Se aparecieron en las manos y en los pies, los estigmas o heridas de Cristo Crucificado. Le producían dolores muy intensos, pero ella se entusiasmaba al poder sufrir más y más por hacer que Cristo fuera más amado y más obedecido y por obtener que más almas se salvarán. Tres religiosas, encargadas por el director espiritual, escribían lo que la santa iba diciendo, especialmente durante sus éxtasis. Estas revelaciones se publicaron en un libro titulado "Contemplaciones", el cual llegó a ser un verdadero tratado de teología mística. Además de los dolores físicos le llegó lo que los santos llaman "La noche oscura del alma". Una cantidad impresionante de tentaciones impuras, sentimientos de tristeza y desgano espiritual, falta de confianza y de alegría. Sufría de violentos dolores de cabeza y se paralizaba frecuentemente. La piel se le volvía tan sensible que el más leve contacto le producía una verdadera tortura. El 25 de mayo del año 1607, al morir quedó bella y sonrosada. Tenía apenas 41 años. Su cuerpo se conserva todavía incorrupto en el convento carmelita de Florencia donde vivió.


Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Santiago 4,13-17
"¿Qué es vuestra vida? Debéis decir así: "Si el Señor lo quiere""

Salmo Responsorial: 48
"Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos."

Evangelio: Marcos 9,38-40
"El que no está contra nosotros está a favor nuestro"

Oración universal.

 

Contemplando la pasión de tu Hijo, Señor, concédenos los frutos de su redención

-Por todos los cristianos, para que contemplando la pasión de Cristo, podamos crecer en convicción de fe, roguemos al Señor.

-Por quienes tienen la misión de enseñar, catequizar, evangelizar y proclamar en la Iglesia, para que el Espíritu Santo dé eficacia a sus esfuerzos, roguemos al Señor.

-Por los laicos comprometidos con la vivencia del evangelio y por todos sus pastores, roguemos al Señor.

-Por una vida e oración y unión mística creciente y consciente, roguemos al Señor.

 

Dios de gloria y majestad, en la pasión de tu Hijo nos diste el ejemplo de amor comprometido.  Muéstranos tu misericordia y danos tu perdón.  Por Jesucristo, nuestro

Señor. Amén.

 

22 de mayo

En algunas diócesis se celebra hoy la solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo.  Aquí están las moniciones

 

 

23 de Mayo de 2008                                                  VII Semana del Tiempo Ordinario

Santoral

San Juan Bautista Rossi


Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Santiago 5,9-12
"Mirad que el juez está a la puerta".  El trato con los hermanos y hermanas formará parte del juicio de nuestra vida.

Salmo Responsorial: 102
"El Señor es compasivo y misericordioso."

Evangelio: Marcos 10,1-12
"Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre".  El matrimonio es sagrado porque, además de ser la más antigua unidad de la sociedad, fue elevada por Cristo a nivel de sacramento, cobijándolo con la fidelidad de Dios.

Oración universal:

 

Encomendemos al Señor la santa Iglesia y todos sus miembros:

-Por todos los fieles de esta parroquia y comunidad, para que vivamos nuestra fe con compromiso y entrega, roguemos al Señor.

-Por quienes trabajan por defender el derecho y la justicia, roguemos al Señor.

-Para que en este tiempo de vacaciones que se acerca, podamos compartir en familia con nuestros seres queridos, roguemos al Señor.

-Por todos los enfermos de esta comunidad, para que con la oración y el sufrimiento, nos ayuden a purificar cada día más a nuestra feligresía, roguemos al Señor.

 

Dios de bondad, tú conoces nuestras necesidades.  Escucha las que hemos pronunciado en voz alta y atiende también aquellas que guardamos en el corazón.  Por Cristo nuestro Señor.

 

 

24 de Mayo de 2008                                                  VII Semana del Tiempo Ordinario


Santoral

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Santiago 5,13-20
"Mucho puede hacer la oración intensa del justo".  La oración por los enfermos es recomendada por la Biblia como medio de sanación espiritual y física.

Salmo Responsorial: 140
"Suba mi oración como incienso en tu presencia, Señor"

Evangelio: Marcos 10,13-16
"El que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él".  La infancia espiritual, la confianza filial en Dios y la aceptación del Reino de Dios van juntas.

Oración universal:

Con el auxilio de María, cooperadora en la obra de la redención, invoquemos con confianza a Dios.

-Para que logremos vivir nuestra fe con la confianza y amor de un niño, roguemos al Señor.

-Para nunca olvidemos orar y recordar a nuestros enfermos, roguemos al Señor.

-Por todos los que sirven a los enfermos, para que no desfallezcan en su servicio, roguemos al Señor.

-Por quienes se encargan de propagar la devoción a María, para que obtengan abundantes frutos, roguemos al Señor.

 

En esta fiesta de María Auxiliadora, te pedimos Señor, que nos ayudes también a nosotros a ser cooperadores humildes de tu obra de redención.  Por Cristo nuestro Señor.

Misioneros Redentoristas: www.scalando.com

Publicado por monicion el 18 de Mayo, 2008, 16:42 Comentarios 47 | Comentar | Referencias (0)

Monciones VI semana de Pascua

Moniciones para la Misa

VI Semana de Pascua

1 de Mayo de 2008                                                                


Santoral: San José Obrero

Esta fiesta fue instituida por Pío XII el 1 de mayo de 1955, para que -como dijo el mismo Pío XII a los obreros reunidos aquel día en la Plaza de San Pedro - "el humilde obrero de Nazaret, además de encarnar delante de Dios y de la Iglesia la dignidad del obrero manual, sea también el próvido guardián de vosotros y de vuestras familias".

Lecturas de la liturgia

  • Primera Lectura: Hechos 18,1-8
    "Se quedó a trabajar en su casa. Todos los sábados discutía en la sinagoga"  El apóstol San Pablo da testimonio de su conversión al proclamar ante todos que Jesús es el Mesías.

  • Salmo Responsorial: 97
    "El Señor revela a las naciones su victoria"

  • Evangelio: Juan 16,16-20
    "Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría"   El Señor Jesús prepara a sus apóstoles para su partida.  Su vuelta al Padre sería la acción necesaria para completar la obra de salvación.  También nosotros añoramos un día volver al Padre.

Oración Universal:

Oremos, hermanos y hermanas, por nuestras necesidades y las de la Iglesia universal, en este día de San José Obrero.

-Por el Santo Padre, Benedicto XVI, por su salud y sus intenciones, roguemos al Señor.

-Por todos los enfermos, para que sientan el alivio que necesitan, roguemos al Señor.

-Por los que sufren, por los moribundos, por los prisioneros, roguemos al Señor

-Por todos los obreros del mundo en esta memoria de San José Obrero, para que puedan imitar las virtudes del carpintero de Nazaret, roguemos al Señor.

-Por todos los obreros del mundo, todos los que luchan por vivir, roguemos al Señor.

Padre Bueno, te pedimos que acojas con bondad las súplicas que hoy te presentamos, por Cristo, Nuestro Señor.

2 de Mayo de 2008                                                                                        

Santoral: San Atanasio

San Atanasio fue desterrado cinco veces por defender la religión. Nació en Alejandría, Egipto, hacia el año 297. Con grandes cualidades para la oratoria y una brillante inteligencia, se dedicó a prepararse para el sacerdocio, y siendo diácono fue escogido como secretario de Alejandro, arzobispo de Alejandría. A los 23 años escribió su primer libro acerca de la Encarnación de Jesucristo.

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Hechos 18,9-18
"No temas, sigue hablando y no te calles, que yo estoy contigo”   El Señor Jesús anima a Pablo para que siga dando testimonio mediante la predicación de la palabra.  Pablo no estará solo, pues Jesús le promete su presencia.

  • Salmo Responsorial: 46
    "Dios es el rey del mundo"

Evangelio: Juan 16,20-23a
"Nadie os quitará vuestra alegría"

Es normal que en una despedida de un amigo, los sentimientos embarguen nuestro corazón.  También Jesús siente el golpe de la separación.  Pero consuela a sus discípulos exhortándolos a mantenerse firmes en la fe.

Oración Universal:

Invoquemos la presencia del Señor para pedirle por nuestras necesidades.

-Por todos los obispos del mundo que, como San Atanasio, están llamados a enseñar y defender la fe, roguemos al Señor.

-Por todos los líderes de nuestro pueblo, para que puedan iniciar medidas de justicia y derecho para todos los ciudadanos, roguemos al Señor.

-Por todas las personas que se han encomendado a nuestras oraciones, roguemos al Señor.

-Por la Iglesia Universal, extendida por toda la tierra, para que sea proclamadora de la buena nueva de Jesús, roguemos al Señor.

-Por todos los aquí presentes, y por todos los que no pueden estar con nosotros debido a enfermedad, roguemos al Señor.

Por intercesión de San Atanasio, concédenos Señor, poder dar testimonio firme y claro de nuestra fe.  Por Jesucristo Nuestro Señor.

 

3 de Mayo de 2008                                                    

 

Santoral: San Felipe y Santiago Apóstoles

Lecturas de la liturgia

San Felipe y Santiago fueron discípulos de Jesús, que ejercieron un papel fundamental en la consolidación de la iglesia primitiva.  Cada uno de ellos, según los designios de Dios,

Daría testimonio de Jesús como conocido y familiar.

Primera Lectura: I Corintios 15,1-8
Según este relato, San Felipe tuvo la dicha de ver a Cristo Resucitado, convirtiéndolo así en testigo fiel del Señor.

Salmo Responsorial: 18
"A toda la tierra alcanza su pregón"

Evangelio: Juan 14,6-14
“Felipe, hace tanto tiempo que estoy con vosotros, ¿y no me conoces?"   En este relato del evangelio Jesús aclara su relación estrecha con el Padre, como una presencia mutua y profunda de amor.

Oración Universal:

En esta fiesta de los apóstoles Felipe y Santiago, invoquemos la ayuda del Señor.

-Por todos los cristianos, para que convencidos del triunfo de Cristo, puedan imitar a Felipe y Santiago en su entrega a Dios hasta la muerte, roguemos al Señor.

-Por todos los misioneros que, como Felipe y Santiago, entregan su vida diariamente para dar a conocer al Señor, roguemos al Señor.

-Por la Iglesia universal, para que donde quiera que se predique el evangelio, pueda sembrar semillas de esperanza entre los pueblos, roguemos al Señor.

-Por la paz mundial y la paz en nuestro pueblo, roguemos al Señor

-Por todas las personas abandonadas, los prisioneros, los enfermos y los moribundos, roguemos al Señor.

Padre de eterna misericordia, comparecemos ante tu trono de bondad para presentarte nuestras necesidades. Danos las gracias que necesitamos para cumplir con nuestro deber.  Por Cristo, nuestro Señor.

¿Quieres ser misionero redentorista? Busca información. www.scalando.com

Publicado por monicion el 1 de Mayo, 2008, 23:19 Comentarios 108 | Comentar | Referencias (0)

Sobre las moniciones diarias

Lamentamos mucho la situación, pero no hemos podido actualizar las moniciones diarias.  Pero estamos dando pasos para ver si pronto volvemos a estar con ustedes.

P. Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

www.scalando.com

Publicado por monicion el 17 de Abril, 2008, 8:27 Comentarios 153 | Comentar | Referencias (0)

moniciones: lunes-martes y jueves

Moniciones para la Misa

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

Lunes 04 de febrero del 2008

Monición de entrada

Del Señor nos viene todo lo que poseemos; el nos invita a  tener valor aún en las adversidades ya que Él nos protege. De Él procede la salvación. 

Monición a la primera lectura 2 Samuel 15, 13-14. 30; 16, 5-13ª.

El texto presenta la Astucia de David, y su huida ante el temor de perder la vida de manos de Absalón. En su huida David se encuentra con Semeí quien lo insulta llamándole asesino, echándole en cara el asesinato de la familia de Saúl.

Salmo del salmo 3 

Monición al Evangelio Marcos 5, 1-20.

El evangelio de hoy presenta a Jesús y a sus discípulos visitando a la región de los Gírasenos. Por allí vive, lejos de los poblados, entre los sepulcros, un hombre poseído por el espíritu maligno. La sociedad, como siempre, ha marginado al “endemoniado”. El endemoniado hace gestos insensatos y descompuestos: es un pobre hombre desquiciado, privado de sus facultades mentales. El relato indica que el encuentro con Jesús no es únicamente una curación, sino una verdadera liberación. De un ser dividido e insociable Jesús ha hecho un hombre dueño de sí mismo, lo ha convertido en un hermano.        

Oración Universal

Por la Iglesia de nuestro país y por todos los que la formamos. Oremos.

Por la unidad de todas las Iglesias cristianas. Oremos.

Por los monasterios de vida contemplativa, y por los monjes y monjas que en ellos viven dedicados a la oración y a la alabanza de Dios. Oremos.

Por nuestros gobernantes y por todos los que tienen responsabilidades en la vida pública. Oremos.

Por los ancianos, especialmente por los que están solos y no cuentan con el cariño familiar. Oremos. 

Por nosotros y por nuestras comunidades cristianas. Oremos.

 

Martes 05 de febrero del 2008

Santa Águeda

Monición de entrada

Nuestra Iglesia nos propone hacer memoria de santa Águeda. Águeda sufrió el martirio en Catania (Sicilia), probablemente en la persecución de Decio. Ya desde la antigüedad se propagó su culto por toda la Iglesia y se introdujo su nombre en el Canon romano. Ella es la patrona de las enfermeras. Águeda significa “la buena” “la virtuosa”.

Monición a la primera lectura 2 Samuel 18, 9-10. 14b 24-25ª. 30—19, 3.

Lo esencial de esta primera lectura es la justicia que hace Dios y el deseo, tanto de Ajimás como del etíope de llevar al rey David la noticia de la paz que se acerca. Resulta impactante la esperanza de de David y su capacidad para distinguir entre una multitud y la soledad de estos dos hombres que le llevan el mensaje.

Salmo 85.

Monición al Evangelio Marcos 2, 23-28.

En las dos curaciones que nos presenta Marcos hoy la fe juega un papel importantísimo. Tanto Jairo como la mujer violan la ley, sin embargo esto es una muestra de que la ley sin el horizonte de la vida pierde su sentido. 

Oración Universal

Para que el Espíritu de Dios inspire y fortalezca a nuestro papa y a nuestro obispo. Roguemos al Señor.

Para que los gobernantes de las naciones promuevan el desarrollo de los pueblos, y desaparezcan la injusticia, la violencia, el paro y el hambre en el mundo. Roguemos al Señor.

Para que ilumine a los que no conocen a Cristo con la luz del Evangelio. Roguemos al Señor.

Para que nos conceda a cuantos invocamos su nombre los bienes temporales y eternos. Roguemos al Señor.

Para que dé la luz y el descanso eterno a todos los difuntos. Roguemos al Señor.  

 

 

Jueves, después de Ceniza: 07 de febrero del 2008

Monición de entrada

Inicia la cuaresma, y nosotros volvemos nuestros ojos a Dios pidiéndole que nos ayude a continuar con el proceso de conversión en nuestras vidas. Es tiempo de cambio. Es tiempo de gracia.

Monición a la primera lectura Deuteronomio 30, 15-20.

En esta primera lectura, que trata sobre las condiciones para la restauración y la bendición,  el autor presenta las alternativas que tiene el pueblo de Israel a su alcance, pero, eso sí, Israel no tendrá excusas para incumplir más los preceptos del Señor, para no escoger la vida en lugar de la muerte, el bien en lugar del mal, la bendición en lugar de la maldición, pues los preceptos del Señor son perfectamente comprensible para todos y, por tanto, pueden ser practicados por todos.     

Salmo  1.  

Monición al Evangelio Lucas, 9, 22-25.

Jesús anuncia su pasión y resurrección, en esa línea habla de los muchos padecimientos por los que tendrá que pasar el Hijo del Hombre, incluyendo los rechazos de los ancianos, los sumos sacerdotes y los letrados, pero nos da la noticia esperanzadora de que al tercer día resucitará. También exhorta a los que le siguen a que se nieguen a sí mismos y carguen con su cruz.   

Oración Universal

R. ¡Oh Señor, escucha y ten piedad!

Por la Iglesia de Dios: para que sea signo de esperanza en medio del mundo.

Por la Iglesia del silencio, por todos los perseguidos a causa de la justicia: para que su participación en la cruz de Cristo sea prenda de triunfo y de paz.

Por todos los que tienen responsabilidad en el gobierno de los pueblos: para que defiendan la vida y no sean instrumentos de muerte.

Por todos los que sufren en su carne y en su corazón: para que la cercanía y la ayuda de los hombres les haga renacer a la alegría de vivir.

Por nuestros difuntos: para que el sacrificio de su muerte florezca en una vida eterna y feliz.

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

 

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Publicado por monicion el 3 de Febrero, 2008, 19:16 Comentarios 73 | Comentar | Referencias (0)

moniciones para el miércoles de Ceniza Ciclo A

Moniciones para a Misa

Por Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Tiempo de Cuaresma – Ciclo A

Miércoles de Ceniza: En camino hacia la Pascua

6 de febrero de 2008

Monición de entrada

Hoy la Iglesia inicia el Tiempo de Cuaresma, tiempo de gracia y compasión.  La cuaresma es una invitación: a renovar nuestro compromiso Bautismal por medio de la oración, una oración que sea más profunda, a una penitencia comprometida, individual y comunitaria, al amor en solidaridad con los más necesitados.  Por la imposición de la ceniza, el mismo nos llama a convertirnos, creer en el Evangelio y caminar hacia la Pascua.

Primera lectura Jl 2, 3;12-18 (Conviértanse al Señor, su Dios)

El profeta Joel nos presenta la cercanía del día del Señor.  De ahí la importancia del llamado a la conversión.  La conversión no debe ser sólo externa.  No hay que rasgar (romper) las vestiduras, sino el corazón.  Es un moviendo de retorno al Dios Creador y Salvador por medio de la oración, el ayuno y los actos de penitencia.

Segunda lectura II Cor 5, 20-6,2 (Ahora es tiempo de gracia y salvación)

El Apóstol Pablo se nos presenta en esta lectura como embajador de Cristo.  Es decir, embajador de la reconciliación.  Cristo entregó su vida por los pecadores.  No podemos despreciar ese don.  “Déjense reconciliar con Dios”.  También nos recuerda san Pablo que “Ahora es el tiempo de gracia”.

Tercera lectura Mt. 6,1-6.16-18 (Limosna, oración y ayuno)

Las tres obras buenas de un buen judío eran: 1- La limosna, 2- La oración y 3- El ayuno.  El Evangelio de hoy trae el tema de la verdadera religiosidad, el nuevo espíritu que debe animar al cristiano.  Cristo nos insiste en la INTERIORIDAD de espíritu cuando practicamos el ayuno, la oración y cuando damos limosna.

Oración Universal:

A cada invocación, ustedes responderán: “Señor, danos un corazón nuevo 

  • Por la Madre Iglesia, para que nos proclame siempre las exigencias del mensaje evangélico, roguemos al Señor…

  • Por todos los cristianos, para que esta Cuaresma sea para ellos un tiempo de conversión del corazón, roguemos al Señor…

  • Por los gobernantes, especialmente los nuestros, para que sirvan a todos con justicia y respeto, roguemos al Señor…

  • Por los que sufren en desempleos, en vicios, en las cárceles, para que consigan liberación y sepan unir sus sufrimientos a los de Cristo, roguemos al Señor…

  • Por cada uno de nosotros, los aquí presentes, para que cada día de Cuaresma sea un encuentro con Cristo, roguemos al Señor…

 

Exhortación Final

Dios te espera en esta Cuaresma:

 

¿DÓNDE?

En la Puerta de nuestro confesionario, en los actos penitenciales en las comunidades.

 

¿PARA QUÉ?

-Para perdonarte todos los pecados

-para ayudarte a que no vuelvas cometerlos

-para devolverte la paz y la tranquilidad

-para que comiences una nueva vida, sin cuentas pendientes

 

¿CÓMO?

-Sin ningún rencor

-Con los brazos abiertos

-Como al hijo que se había ido y que ahora vuelve al hogar paterno.

-Con un nuevo plan para ti, mejor que el que echaste a perder.

 

Hermano el Señor te invita a que “Volvamos nuestros ojos y nuestra vida a Dios”.  No pierdas esta oportunidad.

Formato para imprimir

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Empezo la Cuaresma: http://www.scalando.com/Cuaresma/cicloA.htm

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

www.scalando.com / www.cssr.com / www.casacristo.com

Publicado por monicion el 31 de Enero, 2008, 22:26 Comentarios 69 | Comentar | Referencias (0)

moniciiones miercoles de ceniza

Moniciones para a Misa

Por Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

 

Tiempo de Cuaresma – Ciclo A

 

Miércoles de Ceniza: En camino hacia la Pascua

6 de febrero de 2008

Monición de entrada

Nuestras comunidades cristianas están formadas en su mayoría por mujeres y hombres empobreci­dos. Hoy la Palabra nos dirá, una vez más, que los humildes y los pobres son los preferidos del corazón de Dios. Él quiere realizar con nosotros un proyecto de vida y de salvación, donde aprendamos a compartir como hermanos todo lo que Él nos ha dado. Por eso, en esta celebración le damos gracias y le pedimos fuerzas para ser fieles a la misión que Él nos ha encomendado.

Primera lectura Jl 2, 3;12-18 (Conviértanse al Señor, su Dios)

El profeta Joel nos presenta la cercanía del día del Señor.  De ahí la importancia del llamado a la conversión.  La conversión no debe ser sólo externa.  No hay que rasgar (romper) las vestiduras, sino el corazón.  Es un moviendo de retorno al Dios Creador y Salvador por medio de la oración, el ayuno y los actos de penitencia.

Segunda lectura II Cor 5, 20-6,2 (Ahora es tiempo de gracia y salvación)

El Apóstol Pablo se nos presenta en esta lectura como embajador de Cristo.  El de Cristo es la reconciliación.  Cristo entregó su vida por los pecadores.  No podemos despreciar ese don.  “Déjense reconciliar con Dios”.  También nos recuerda san Pablo que “Ahora es el tiempo de gracia”.

Tercera lectura Mt. 6,1-6.16-18 (Limosna, oración y ayuno)

Las tres obras buenas de un buen judío eran: 1- La limosna, 2- La oración y 3- El ayuno.  El Evangelio de hoy trae el tema de la verdadera religiosidad, el nuevo espíritu que debe animar al cristiano.  Cristo nos insiste en la INTERIORIDAD de espíritu cuando practicamos el ayuno, la oración y cuando damos limosna.

Oración Universal:

A cada invocación, ustedes responderán: “Señor, danos un corazón nuevo 

  • Por la Madre Iglesia, para que nos proclame siempre las exigencias del mensaje evangélico, roguemos al Señor…

  • Por todos los cristianos, para que esta Cuaresma sea para ellos un tiempo de conversión del corazón, roguemos al Señor…

  • Por los gobernantes, especialmente los nuestros, para que sirvan a todos con justicia y respeto, roguemos al Señor…

  • Por los que sufren en desempleos, en vicios, en las cárceles, para que consigan liberación y sepan unir sus sufrimientos a los de Cristo, roguemos al Señor…

  • Por cada uno de nosotros, los aquí presentes, para que cada día de Cuaresma sea un encuentro con Cristo, roguemos al Señor…

Exhortación Final

Dios te espera en esta Cuaresma:

 

¿DÓNDE?

En la Puerta de nuestro confesionario, en los actos penitenciales en las comunidades.

 

¿PARA QUÉ?

-Para perdonarte todos los pecados

-para ayudarte a que no vuelvas cometerlos

-para devolverte la paz y la tranquilidad

-para que comiences una nueva vida, sin cuentas pendientes

 

¿CÓMO?

-Sin ningún rencor

-Con los brazos abiertos

-Como al hijo que se había ido y que ahora vuelve al hogar paterno.

-Con un nuevo plan para ti, mejor que el que echaste a perder.

 

Hermano el Señor te invita a que “Volvamos nuestros ojos y nuestra vida a Dios”.  No pierdas esta oportunidad.

Formato para imprimir

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Empezo la Cuaresma: http://www.scalando.com/Cuaresma/cicloA.htm

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

www.scalando.com ** www.cssr.com *** www.casacristo.com

Publicado por monicion el 31 de Enero, 2008, 7:51 Comentarios 56 | Comentar | Referencias (0)

moniciones presentacion del Señor

Moniciones para a Misa

Por Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

 

Presentación del Señor: Presentación en el Templo

2 de febrero

 

Monición de entrada:

La fiesta de hoy es conocida y celebrada con diversos nombres: La presentación del Señor, la purificación de María, la fiesta de la luz, la fiesta de las Candelas o Candelaria, es decir, fiesta de la luz.

María y José acuden con el Niño al templo de Jerusalén para cumplir la doble disposición de la ley mosaica: presentación del primogénito varón al Señor para su rescate y purificación de la madre a los cuarenta días del parto.  De pie, por favor para recibir a los celebrantes de  esta Eucaristía.

Primera lectura: Mal 3, 1-4 (El mensajero del Señor entrará en su santuario)

En la primera parte de la alocución de Simeón, es decir, en la proclamación mesiánica de Jesús, escuchamos un eco, mejor dicho vemos la realización del anuncio del profeta Malaquías: venida del Señor al santuario.  El libro de Malaquías está centrado en la figura del Mensajero, se orienta a crear una nueva actitud religiosa que, a su vez, renueve el culto del templo, que estaba en franca decadencia. Escuchemos.

Segunda lectura: Heb 2, 14-18 (Tenía que parecerse a todos sus hermanos)

Jesús participó de nuestra humanidad y con su muerte nos liberó del poder de Satanás que nos tenía esclavizados.  Jesús es el Sumo Sacerdote compasivo y fidedigno en lo que toca a Dios.  Pongan atención

Tercera lectura: Lc 2, 22-40 (Mis ojos han visto a tu Salvador)

En el texto evangélico de hoy y en boca del anciano Simeón hay una proclamación solemne, casi oficial, de Jesús en el mismo templo de Jerusalén, como el Mesías esperado.  Dichoso este anciano a quien el paso de los años no le apagó sus pupilas, sino que le dio una visión más aguda y penetrante para ver en aquella oblación, que parecía tan rutinaria como una de tantas, a una pareja distinta y a un niño sin paralelo: el Mesías de Dios.

Oración Universal

Que nuestra oración, hermanos (as), se eleve a Dios Padre todopoderoso, por el bien de toda la humanidad a la que Cristo ha venido a iluminar con su presencia y a salvar por medio de la Iglesia.

1.    Por la Iglesia de Dios: para que, por la vida de sus fieles y el ministerio de sus sacerdotes, haga brillar ante los hombres la luz de Cristo, Salvador de las naciones. Roguemos al Señor.

2.    Por nuestros gobernantes: para que su labor sea siempre de servicio, de justicia y de paz. Roguemos al Señor.

3.    Por las madres de familias: para que reciban en sus hogares el honor, la ayuda y la gratitud que merecen sus afanes de cada día por el bienestar su familia. Roguemos al Señor.

4.    Por los enfermos y todos los que sufren: para que perseveren de la llamada de atención  a la responsabilidad de todos. Roguemos al Señor.

5.    Por nosotros mismos, los aquí reunidos; y por todos los miembros de nuestra parroquia: para que la manifestación del Señor en la carne sea causa de edificación y vida, y no ocasión de caída y escándalo. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que recibiste hoy en tu templo a tu Unigénito, que se ofrecía por nosotros: te pedimos humildemente que escuches nuestras oraciones. Por Jesucristo….

Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 609)

Te bendecimos, Dios Padre, Dios de la luz y del fuego,

porque hoy tu Hijo, Cristo Jesús, es presentado en el templo

en ofrenda a ti; y por el Espíritu es proclamado ante el mundo

como gloria de tu pueblo y luz para iluminar a las naciones.

 

¡Gloria a ti, Señor! Por manos de María se ofrece a Jesús

para cumplir tu voluntad como víctima agradable de expiación.

todo ello anticipaba su opción radical por el reino de Dios;

por eso va a ser piedra de tropiezo, una bandera discutida.

 

Purifícanos, Señor, con el fuego de tu Espíritu para que,

renovados en la opción de nuestro bautismo, optemos con Cristo

por el servicio de tu reino en la fidelidad de cada día.

 

Amén.

Formato para imprimir

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Está cerca la Cuaresma: http://www.scalando.com/Cuaresma/cicloA.htm

www.scalando.com * www.cssr.com * www.casacristo.com

Publicado por monicion el 31 de Enero, 2008, 7:46 Comentarios 62 | Comentar | Referencias (0)

moniciones para la Presentación del Señor

 

 

Misioneros Redentoristas de la Provincia de San Juan

R. Dominicana

Puerto Rico

"Presentación en el Templo"                           "Presentación en el Templo"

Moniciones para la Misa

Fiestas

Presentación del Señor

2 de febrero

Autor:  Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.                           Fuente: www.scalando.com 

 
Hazpara para ver las lecturas de hoy: 

Monición de entrada

La fiesta de hoy es conocida y celebrada con diversos nombres: La presentación del Señor, la purificación de María, la fiesta de la luz, la fiesta de las Candelas o Candelaria, es decir, fiesta de la luz.

María y José acuden con el Niño al templo de Jerusalén para cumplir la doble disposición de la ley mosaica: presentación del primogénito varón al Señor para su rescate y purificación de la madre a los cuarenta días del parto.  De pie, por favor para recibir a los celebrantes de  esta Eucaristía.

 

Primera lectura: Mal 3, 1-4 (El mensajero del Señor entrará en su santuario)

 

En la primera parte de la alocución de Simeón, es decir, en la proclamación mesiánica de Jesús, escuchamos un eco, mejor dicho vemos la realización del anuncio del profeta Malaquías: venida del Señor al santuario.  El libro de Malaquías está centrado en la figura del Mensajero, se orienta a crear una nueva actitud religiosa que, a su vez, renueve el culto del templo, que estaba en franca decadencia. Escuchemos.

 

Segunda lectura: Heb 2, 14-18 (Tenía que parecerse a todos sus hermanos)

 

Jesús participó de nuestra humanidad y con su muerte nos liberó del poder de Satanás que nos tenía esclavizados.  Jesús es el Sumo Sacerdote compasivo y fidedigno en lo que toca a Dios.  Pongan atención

 

Tercera lectura: Lc 2, 22-40 (Mis ojos han visto a tu Salvador)

 

En el texto evangélico de hoy y en boca del anciano Simeón hay una proclamación solemne, casi oficial, de Jesús en el mismo templo de Jerusalén, como el Mesías esperado.  Dichoso este anciano a quien el paso de los años no le apagó sus pupilas, sino que le dio una visión más aguda y penetrante para ver en aquella oblación, que parecía tan rutinaria como una de tantas, a una pareja distinta y a un niño sin paralelo: el Mesías de Dios.

 

Oración Universal

 

Que nuestra oración, hermanos (as), se eleve a Dios Padre todopoderoso, por el bien de toda la humanidad a la que Cristo ha venido a iluminar con su presencia y a salvar por medio de la Iglesia.

 

1.    Por la Iglesia de Dios: para que, por la vida de sus fieles y el ministerio de sus sacerdotes, haga brillar ante los hombres la luz de Cristo, Salvador de las naciones. Roguemos al Señor.

 

2.    Por nuestros gobernantes: para que su labor sea siempre de servicio, de justicia y de paz. Roguemos al Señor.

 

3.    Por las madres de familias: para que reciban en sus hogares el honor, la ayuda y la gratitud que merecen sus afanes de cada día por el bienestar su familia. Roguemos al Señor.

 

4.    Por los enfermos y todos los que sufren: para que perseveren de la llamada de atención  a la responsabilidad de todos. Roguemos al Señor.

 

5.    Por nosotros mismos, los aquí reunidos; y por todos los miembros de nuestra parroquia: para que la manifestación del Señor en la carne sea causa de edificación y vida, y no ocasión de caída y escándalo. Roguemos al Señor.

 

Dios todopoderoso y eterno, que recibiste hoy en tu templo a tu Unigénito, que se ofrecía por nosotros: te pedimos humildemente que escuches nuestras oraciones. Por Jesucristo….

 

Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 609)

 

Te bendecimos, Dios Padre, Dios de la luz y del fuego,

porque hoy tu Hijo, Cristo Jesús, es presentado en el templo

en ofrenda a ti; y por el Espíritu es proclamado ante el mundo

como gloria de tu pueblo y luz para iluminar a las naciones.

 

¡Gloria a ti, Señor! Por manos de María se ofrece a Jesús

para cumplir tu voluntad como víctima agradable de expiación.

todo ello anticipaba su opción radical por el reino de Dios;

por eso va a ser piedra de tropiezo, una bandera discutida.

 

Purifícanos, Señor, con el fuego de tu Espíritu para que,

renovados en la opción de nuestro bautismo, optemos con Cristo

por el servicio de tu reino en la fidelidad de cada día.

 

Amén.

Formato para imprimir

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Está cerca la Cuaresma: http://www.scalando.com/Cuaresma/cicloA.htm

www.scalando.com *** www.casacristo.com *** www.cssr.com

Monición de entrada

La fiesta de hoy es conocida y celebrada con diversos nombres: La presentación del Señor, la purificación de María, la fiesta de la luz, la fiesta de las Candelas o Candelaria, es decir, fiesta de la luz.

María y José acuden con el Niño al templo de Jerusalén para cumplir la doble disposición de la ley mosaica: presentación del primogénito varón al Señor para su rescate y purificación de la madre a los cuarenta días del parto.  De pie, por favor para recibir a los celebrantes de  esta Eucaristía.

 

Primera lectura: Mal 3, 1-4 (El mensajero del Señor entrará en su santuario)

 

En la primera parte de la alocución de Simeón, es decir, en la proclamación mesiánica de Jesús, escuchamos un eco, mejor dicho vemos la realización del anuncio del profeta Malaquías: venida del Señor al santuario.  El libro de Malaquías está centrado en la figura del Mensajero, se orienta a crear una nueva actitud religiosa que, a su vez, renueve el culto del templo, que estaba en franca decadencia. Escuchemos.

 

Segunda lectura: Heb 2, 14-18 (Tenía que parecerse a todos sus hermanos)

 

Jesús participó de nuestra humanidad y con su muerte nos liberó del poder de Satanás que nos tenía esclavizados.  Jesús es el Sumo Sacerdote compasivo y fidedigno en lo que toca a Dios.  Pongan atención

 

Tercera lectura: Lc 2, 22-40 (Mis ojos han visto a tu Salvador)

 

En el texto evangélico de hoy y en boca del anciano Simeón hay una proclamación solemne, casi oficial, de Jesús en el mismo templo de Jerusalén, como el Mesías esperado.  Dichoso este anciano a quien el paso de los años no le apagó sus pupilas, sino que le dio una visión más aguda y penetrante para ver en aquella oblación, que parecía tan rutinaria como una de tantas, a una pareja distinta y a un niño sin paralelo: el Mesías de Dios.

 

Oración Universal

 

Que nuestra oración, hermanos (as), se eleve a Dios Padre todopoderoso, por el bien de toda la humanidad a la que Cristo ha venido a iluminar con su presencia y a salvar por medio de la Iglesia.

 

1.    Por la Iglesia de Dios: para que, por la vida de sus fieles y el ministerio de sus sacerdotes, haga brillar ante los hombres la luz de Cristo, Salvador de las naciones. Roguemos al Señor.

 

2.    Por nuestros gobernantes: para que su labor sea siempre de servicio, de justicia y de paz. Roguemos al Señor.

 

3.    Por las madres de familias: para que reciban en sus hogares el honor, la ayuda y la gratitud que merecen sus afanes de cada día por el bienestar su familia. Roguemos al Señor.

 

4.    Por los enfermos y todos los que sufren: para que perseveren de la llamada de atención  a la responsabilidad de todos. Roguemos al Señor.

 

5.    Por nosotros mismos, los aquí reunidos; y por todos los miembros de nuestra parroquia: para que la manifestación del Señor en la carne sea causa de edificación y vida, y no ocasión de caída y escándalo. Roguemos al Señor.

 

Dios todopoderoso y eterno, que recibiste hoy en tu templo a tu Unigénito, que se ofrecía por nosotros: te pedimos humildemente que escuches nuestras oraciones. Por Jesucristo….

 

Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 609)

 

Te bendecimos, Dios Padre, Dios de la luz y del fuego,

porque hoy tu Hijo, Cristo Jesús, es presentado en el templo

en ofrenda a ti; y por el Espíritu es proclamado ante el mundo

como gloria de tu pueblo y luz para iluminar a las naciones.

 

¡Gloria a ti, Señor! Por manos de María se ofrece a Jesús

para cumplir tu voluntad como víctima agradable de expiación.

todo ello anticipaba su opción radical por el reino de Dios;

por eso va a ser piedra de tropiezo, una bandera discutida.

 

Purifícanos, Señor, con el fuego de tu Espíritu para que,

renovados en la opción de nuestro bautismo, optemos con Cristo

por el servicio de tu reino en la fidelidad de cada día.

 

Amén.

Formato para imprimir

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Está cerca la Cuaresma: http://www.scalando.com/Cuaresma/cicloA.htm

www.scalando.com *** www.casacristo.com *** www.cssr.com

Publicado por monicion el 29 de Enero, 2008, 10:36 Comentarios 25 | Comentar | Referencias (0)

III semana del Tiempo Ordinario Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Lunes 28 de enero del 2008

Santo Tomás de Aquino

Monición de entrada

La iglesia nos invita a hacer memoria de Santo Tomás de Aquino. Santo Tomás (1225-1274) es el santo que más ha influenciado el pensamiento filosófico de la Iglesia. Santo Tomás fue el que basado en Aristóteles y Platón elaboró las bases científicas de la doctrina cristiana. Nace cerca de Nápoles, Italia. Es el último hijo varón de una numerosa familia de doce hijos. 

Monición a la primera lectura 2 Samuel 5, 1-10.

En esta primera lectura las tribus de Israel reconocen a David como su Pastor; mientras que todos los ancianos de Israel fueron a Hebrón a ver al rey,  y el rey David hizo un pacto con ellos en presencia del Señor,  ellos ungieron a David como rey de Israel. David extiende su reinado sobre otros pueblos.

Salmo del salmo 88, 20-22.25-26: Mi fidelidad y misericordia lo acompañan.    

Monición al Evangelio Marcos 3, 22-30.

Ante las acciones de Jesús los letrados de Jerusalén, quienes acudiendo a la pedagogía de la calumnia y la difamación, afirman que el poder de Jesús no proviene de Dios sino de Belcebú o Satanás.  A través de comparaciones, Jesús deja claro dos cosas: que su poder viene de Dios, y que son los letrados los verdaderos blasfemos y cómplices de Satanás. El pecado contra el espíritu no tiene perdón porque significa negar el soplo de vida de Dios para la humanidad. 

Oración Universal

Para que la Iglesia sea hogar de la misericordia para todos los seres humanos.  Roguemos al Señor.

Para que las comunidades de religiosos y religiosas sean para todos un ejemplo de entrega.  Roguemos al Señor.

Para que los que viven hundidos en el mal encuentren una mano amiga que los ayude a levantarse.  Roguemos al Señor.

Para que los que, movidos por su afán de poder, provocan las guerras y el hambre en el mundo, se conviertan y aprendan a amar.  Roguemos al Señor.

Para que los fieles difuntos sean acogidos en la casa del Padre.  Roguemos al Señor.

Para que el Señor perdone nuestros pecados y nos dé la gracia de vivir como hijos suyos.  Roguemos al Señor.

 

Martes 29 de enero del 2008

Monición de entrada

El Señor de la gloria es el Dios que se ha encarnado, que se ha hecho uno de nosotros, que se ha hecho persona, a estamos invitados a seguir y a adorar Él. Él es el Dios de la vida.   

Monición a la primera lectura 2 Samuel 6, 12b-15.17-19.

Esta primera lectura nos presenta a David y a los Israelitas llevando el arca al Señor en medio de vítores y al sonido de la trompeta. Todo se debe a que David se sabe elegido por el Señor como vasallo suyo, su gloria es festejar al soberano.   

Salmo, del Salmo 23, 7-10: ¿Quién es ese rey de la gloria? Es el Señor en persona.    

Monición al Evangelio Marcos 3, 31-35.

Jesús aprovecha la visita de su familia para enseñar algo fundamental, no podemos ser tacaños con el reino atándonos sólo a una familia. Hay que abrirse a nuevas familias y nuevas comunidades. La verdadera familia de Jesús traspasa las fronteras biológicas y étnicas, y la constituyen todos los hombres y mujeres que cumplen con una cláusula de pertenencia: hacer la voluntad del Padre. No somos cristianos por tradición o herencia, sino por opción y testimonio de vida. 

Oración Universal

Por los que ejercen alguna responsabilidad en nuestra comunidad (parroquia).  Oremos al Señor.

Por los misioneros que están en países lejanos anunciando el Evangelio.  Oremos al Señor.

Por los que nos han ayudado a crecer en la fe.  Oremos al Señor.

Por los que aún no conocen a Jesucristo.  Oremos al Señor.

Por los matrimonios y por las parejas que esperan casarse próximamente.  Oremos al Señor.

Por los maestros y educadores.  Oremos al Señor.

Por los extranjeros que trabajan en nuestro país.  Oremos al Señor.

Por los que entre nosotros habitan en viviendas en malas condiciones o no pueden comprar lo necesario para comer.  Oremos al Señor.

Por los difuntos.  Oremos al Señor.

Por nosotros, y por nuestros familiares y amigos.  Oremos al Señor.

 

Miércoles 30 de enero del 2008

Monición de entrada

La primera lectura de hoy y el salmo tienen una gran conexión. Ambos textos tienen en común a David con el cual Dios sella su alianza y consolida su realeza.

Monición a la primera lectura 2 Samuel 7, 4-17.

Natán recibió unas palabras del Señor para comunicárselas a David. Estas palabras tienen el interés de afirmar a David su elección por parte del Señor, y demostrar que el Dios de los ejércitos siempre le acompañará y le defenderá de los enemigos poniéndoles a vivir en paz.

Salmo del salmo 88, 4-5.27-30: Le mantendré eternamente mi favor.    

Monición al Evangelio Marcos 4, 1-20.

A pesar de que Jesús era señalado por sus adversarios como un peligro social, la multitud lo sigue porque ven en Él al libertador prometido. Jesús es un libertador universal que lucha desde la conciencia y que basa su reinado en el amor y la justicia. La multitud que sigue a Jesús quiere sólo una liberación exterior, Jesús en cambio propone primero un cambio interior, desde la conciencia y desde el corazón. Sin hombres y mujeres nuevos no hay sociedades nuevas. En la Parábola, Jesús es el sembrador, la semilla es la palabra y el terreno es la gente. Hay que tener un terreno bien dispuesto, para que al recibir la semilla se renueve el interior y se tome conciencia de las exigencias de la Palabra, de manera que cuando crezca transforme las realidades externas.   

Oración Universal

Por la Iglesia, extendida por toda la tierra y presente en nuestra comunidad.  Roguemos al Señor.

Por los jóvenes que se preparan para el sacerdocio y la vida religiosa.  Roguemos al Señor.

Por el entendimiento entre las naciones y para que todos los pueblos reconozcan a Jesucristo.  Roguemos al Señor.

Por los pobres, por los que sufren, por los humildes.  Roguemos al Señor.

Por los que tienen hambre y se de justicia, por los misericordiosos.  Roguemos al Señor.

Por los que trabajan por la paz, por los perseguidos por causa de la justicia.  Roguemos al Señor.

Por los niños de todo el mundo, para que a todos llegue el anuncio del Evangelio.  Roguemos al Señor.

Por nosotros, por nuestros familiares, amigos y conocidos.  Roguemos al Señor.

 

Jueves 31 de enero del 2008

Monición de entrada

El Señor al que nosotros seguimos es fiel cuando de tomar en cuenta todo el bien que hemos hecho a otras personas necesitadas se trata. La primera lectura y el salmo de hoy son una muestra fidedigna de que Dios cumple su promesa.

Monición a la primera lectura 2 Samuel 7, 18-19.24-29.

Después de las palabras de Natán a David el rey fue a presentarse al Señor y confirma lo que el Señor le había enviado a decir con Natán. David promete edificar una casa y le reconoce al Señor como el Dios verdadero.      

Salmo  del salmo 131, 1-5.11-14: El Señor Dios le dará el trono de David, su Padre.   

Monición al Evangelio Marcos 4, 21-25.

La lámpara de la que habla el evangelio de hoy es el símbolo de la luz, representa la Buena Noticia que debe ser proclamada sin miedo para que toda la humanidad se beneficie de su resplandor. Se trata de la Palabra que los que no creían en el proyecto de Dios habían ocultado y encubierto, ahora es revelada por Jesús.  

Oración Universal

Por la Iglesia, por el Papa y los obispos, por las comunidades de cristianos en todo el mundo.  Oremos.

Por los movimientos y grupos de jóvenes cristianos.  Oremos.

Por todas las naciones, por sus gobernantes y políticos, por los que de distintos modos trabajan por la justicia, la libertad y la paz.  Oremos.

Por los pobres, los enfermos, por los que más sufren las consecuencias de la crisis económica, de la violencia, de la injusticia.  Oremos.

Por todos los difuntos, conocidos y desconocidos.  Oremos.

Por los que celebramos esta Eucaristía, por nuestra comunidad (parroquia), por la amistad entre nosotros.  Oremos.

Viernes 01 de febrero del 2008

Monición de entrada

La primera lectura presenta el pecado de David, y en el salmo 50 el autor se reconoce pecador, o mejor dicho culpable. El Señor siempre se inclina hacia el pecador mostrando piedad, el pecador adquiere así una limpieza más intensa que la nieve, y con la purificación viene la alegría.    

Monición a la primera lectura 2 Samuel 11, 1-4.5-10.13-17.

El texto de esta primera lectura presenta una cara distinta de David. En este pasaje el redactor redacta los pecados y debilidades de David. David tiene una relación de concubinato con Betsabé la mujer a uno de sus soldados, y al enterarse que esta queda embazada planifica la muerte de su esposo Uría.            

Salmo del salmo 50: Misericordia, Señor, que hemos pecado.      

Monición al Evangelio Marcos 4, 26-34.

En el evangelio marcos presenta dos parábolas para explicar el reino de Dios. Ambas coinciden en subrayar la significancia de la semilla y la abundancia de la cosecha final. La primera resalta la fuerza vital que posee la semilla del reino de Dios, que va creciendo por etapas y en ascenso hacia el cielo. La segunda parábola plantea la diferencia entre el reino de Dios y los reinos de este mundo. El reino de Dios basa su poder en lo pequeño, en el amor, en la solidaridad, en la misericordia.

Oración Universal

Por nuestra diócesis de N. por nuestro obispo N. y por los responsables de la pastoral diocesana.  Roguemos al Señor.

Por las vocaciones sacerdotales y religiosas.  Roguemos al Señor.

Por los soldados que mueran  en las guerras, por los que sufren las consecuencias de una violencia que no han  provocado.  Roguemos al Señor.

Por los pescadores que se ganan el pan en un trabajo duro y difícil; por los marineros que tienen que estar tanto tiempo lejos de sus hogares.  Roguemos al Señor.

Por los parados que se han quedado sin subsidio, por los jóvenes que no pueden trabajar, por los pequeños empresarios que viven dificultades.  Roguemos al Señor.

Por los que celebramos esta Eucaristía, y por nuestros familiares y amigos.  Roguemos al Señor.

 

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Reflexiones para Cuaresma: http://www.scalando.com/Liturgia/cuaresma/cicloA.htm

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

III Semana

Publicado por monicion el 27 de Enero, 2008, 20:11 Comentarios 49 | Comentar | Referencias (0)

Moniciones para la segunda semana del tiempo ordinario ciclo A

Moniciones Misa Diaria (Ciclo A)

Moniciones para la Misa

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

Lunes 21 de enero del 2008

Monición de entrada

Nuestra Iglesia nos invita hoy a hacer memoria de santa Inés, virgen y mártir. Inés murió martirizada en Roma en la segunda mitad del siglo III o, más probablemente, a principios del IV. La Republica Dominicana celebra el día de su protectora, la virgen de la Altagracia.      

Monición a la primera lectura 1 Samuel 16, 16-23.

Samuel presenta en este texto la realidad en que a Saúl le ha sucedido que un mal espíritu lo agitaba y sólo lo calmaba la música; para ese oficio es traído David, único que puede calmar al rey con el arpa. Según la narración, Saúl ignora todavía que David ha sido ya ungido por Samuel como el nuevo rey de Israel.    

Salmo del salmo 49.   

Monición al Evangelio Marcos 2, 18-22.

El texto del evangelio de Marcos nos muestra una realidad de la interpretación exagerada del espíritu de la ley. Y es que, aunque la ley exigía un día de ayuno anual el afán de perfección de los fariseos los llevó a ayunar dos veces por semana. Jesús no niega el ayuno, sólo que no cabe practicarlo cuando estamos de fiesta celebrando un nuevo pacto de amor, una nueva alianza entre Jesús (novio) y su pueblo. 

Oración Universal

Por le jerarquía de nuestra Iglesia, para que se empeñe en mostrar un profetismo, saliendo en defensa de la dignidad de la persona. Roguemos al Señor.   

Por los gobernantes, para que utilicen el poder para servir. Roguemos al Señor.

Por un aumento de vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.

Por un aumento de vocación al matrimonio de hombres y mujeres dispuestos a poner a funcionar en la Iglesia su llamado al servicio. Roguemos al Señor. 

 

Martes 22 de enero del 2008

Monición de entrada

La primera lectura de hoy nos habla de la unción de David como Rey y, el evangelio nos muestra la superioridad de la figura humana por encima de la ley que promovían los fariseos.   

Monición a la primera lectura 1 Samuel 1, 9-20.

Esta primera lectura narra todo el proceso que se da antes de la unción de David. El texto deja bien claro que la mirada de Dios no es como la de los humanos, ya que los humanos solemos fijarnos de las apariencias, mientras que Dios se fija del corazón. El señor se fijo en David y ordena a Samuel que lo unja, Samuel lo ungió en medio de sus hermanos, una vez ungido el espíritu del Señor lo invadió y estuvo con él de ahí en adelante. 

Salmo, del Salmo 88, 20-22. 27-28: Encontré a David mi siervo.   

 

Monición al Evangelio Marcos 2, 23-28.

Antiguamente la ley permitía clamar el hambre cortando espigas al pasar por un sembrado, excepto en día sábado. El evangelio de hoy nos muestra a los discípulos que, por haber sido fieles a lo que han aprendido, de Jesús sobre la libertad frente a la ley son ahora acusados por los fariseos de violar la observancia del sábado. Jesús, al mejor estilo de los letrados, responde a los fariseos acudiendo a la Escritura para discernir cuándo una ley es liberadora u opresora. El criterio es el ser humano. Ninguna ley, palabra o acción que oprima, margine o excluya al ser humano puede tener el respaldo de Dios. 

Oración Universal

Por el papa, los obispos, los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, para que se embarquen en la barca concientizadora que busca hacer notar a los lideres religiosos y los feligreses la importancia de la libertad creadora que fortalece la libertad y grandeza del ser humano, imagen de Dios, en contraposición a las leyes que mancillan la belleza de los seres humanos como seres creados para la libertad de amar y vivir para alabar en agradecimiento a Dios, su creador.   

Para que los gobernantes de nuestros países sean prudentes en sus acciones, y en cada una de ellas favorezcan a los ciudadanos e inmigrantes. Oremos al Señor.

  

Miércoles 23 de enero del 2008

Monición de entrada

Hoy día es bueno reconocer que estamos en la obligación de bendecir al Señor, nuestra Roca, que nos ha adiestrado a través de los días, para nuestra realización y para la felicidad que se materializa cuando nos encontremos frente a frente con El.

Monición a la primera lectura 1 Samuel 17, 32-51.

David venció al filisteo con la honda y una piedra. El filisteo adoraba a varios dioses a los cuales invocó antes de su enfrentamiento con David,  Detrás del vencimiento al filisteo está la idea de hacer notar y reconocer que hay un Dios en Israel.  

Salmo del salmo 143, 1-2.9-10: Bendito el Señor, mi roca.   

Monición al Evangelio Marcos 3, 1-6.

El evangelista Marcos continúa mostrando a Jesús, el rey que pone por encima de las leyes que esclavizan al ser humano liberado de ellas por Él que ha venido para entregarse por nosotros  para que tengamos vida. Jesús no se dejó amedrentar por los fariseos, promotores de las leyes que legitimaban el poder de ellos y los herodianos, y ante la mirada maliciosa de ellos cura a un hombre que tiene una mano paralizada. Las consecuencia de este gesto bondadoso es la planificación, por parte de los fariseos y herodianos, del modo de acabar con Él. 

Oración Universal

Por los líderes de nuestra Iglesia, para que crean y promuevan al Dios compasivo con los que sufren, a un Dios que con tal de favorecerles es capaz de tomar acciones que estar en contra a las leyes que promueven los que están en la cima. Roguemos al Señor.

Por las vocaciones a la vida sacerdotal, diaconal, religiosa y laical. Roguemos al Señor. 

Por los que sufren las consecuencias de unas decisiones que les excluyen, para que sepan buscar la forma de unirse, para apoyarse de una manera sabia y sana. Roguemos al Señor.

 

Jueves 24 de enero del 2008

San Francisco de Sales, obispo y doctor de la Iglesia.

Monición de entrada

La Iglesia nos propone la fiesta de san Francisco de Sales, obispo y doctor de la Iglesia nacido en Saboya el año 1567, partió a los brazos del Padre en 1622. Francisco de Sales, hablando sobre la importancia de la devoción, afirma que en la misma creación Dios creador mandó a las plantas que diera cada una fruto según su propia especie, y mandó a los cristianos, que son como las plantas de su Iglesia viva, que cada uno diera un fruto de devoción conforme a su calidad, estado y vocación.  

Insistió en que la devoción se ha de ejercitar  de diversas maneras, según se trate de una persona noble o de un obrero, de un criado o de un príncipe, de una viuda o de una joven soltera, o bien de una mujer casada. Más aun, afirma que la devoción se ha de practicar de un modo acomodado a las fuerzas, negocios y ocupaciones particulares de cada uno. 

Monición a la primera lectura 1 Samuel 18, 6-9.

Esta primera lectura presenta al rey Saúl enfurecido por lo que hacen las mujeres de todas las poblaciones de Israel a través de un canto y bailes reconociéndole a él como rey, pero exaltando la figura de David. Esta furia llevó a Saúl a matar a David. Jonatán, el hijo de Saúl, quería mucho a David, y convence a su padre para que no asesine a  David.   

Salmo  del salmo 55, 2-3.9-13: En Dios confío y no temo.

Monición al Evangelio Marcos 3, 7-12.

Este pasaje es un resumen de la actividad de Jesús. Muestra cómo los seguidores se multiplican. La misión se hace universal. Los enfermos siguen siendo sanados. Los espíritus inmundos reconocen en Jesús su filiación divina y su poder sobre el mal.  

Oración Universal

Por una muestra de actitudes que favorezcan la benignidad pastoral por parte de los sacerdotes, religiosos y religiosas hacia los feligreses. Oremos al Señor.

Por las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Oremos al Señor.

 

Viernes 25 de enero del 2008

Monición de entrada

Nuestra Iglesia se alegra de celebrar la fiesta de la conversión de san Pablo. Todos conocemos del gran aporte de este apóstol a nuestra Iglesia. También sabemos que pasó  por una inmensidad de dificultades por su fidelidad al proyecto de Jesús, y por sus prédicas. Sufrió ataques de sus perseguidores, azotes, injurias, maldiciones. Pero a Pablo lo mantuvo en pie de lucha lo que él consideraba más importante de todo: contaba con el amor de Cristo; con esto estaba seguro de ser el más dichoso de todos.            

Monición a la primera lectura Hechos 22, 3-16. 

El texto de los hechos que nos ofrece nuestra Iglesia en este día especial narra el proceso que se da en la conversión de Pablo. Este texto es su autodefensa. Pablo comienza aludiendo a sus intachables credenciales de judío hasta el punto de convertirse en perseguidor del Camino. Después, presenta su conversión en la ruta hacia Damasco y el nuevo rumbo que tomó su vida tras encontrarse cara a cara con Jesús resucitado, quien lo escogió para ser su testigo ante todo el mundo.    

Salmo del salmo 116, 1-2: Vallan al mundo entero y proclamen el Evangelio.     

Monición al Evangelio Marcos 16, 15-18.

 El texto del evangelio nos presenta la aparición de Jesús a los once discípulos y su envío para que proclamen la Buena Noticia del Evangelio a todo el mundo. Resulta interesante el gesto de Jesús al darle poder a sus discípulos de imponer las manos a los enfermos y que estos queden sanos.   

Oración Universal

Por un verdadero proceso de conversión de nuestros pastores al Dios de Jesús. Oremos.

Para que nuestra Iglesia continué creyendo en el papel protagónico de los bautizados. Oremos.

Por la comprensión en la familia. Oremos al Señor.

 

Sábado 26 de enero del 2008

Monición de entrada

El día de hoy nuestra Iglesia nos invita a hacer memoria de Timoteo y Tito, ambos fueron obispos y se convirtieron en santos. Timoteo y Tito, discípulos y colaboradores del apóstol Pablo, presidieron las Iglesias de Efeso y Creta, respectivamente. Ellos fueron los destinatarios de las cartas llamadas pastorales, cartas llenas de excelentes recomendaciones para la formación de pastores y fieles.  

Monición a la primera lectura 2 Timoteo, 1, 1-8.

Esta primera lectura es una carta de Pablo dirigida a Timoteo. Pablo está en la cárcel y desde allí quiere alentar y reanimar la fe de Timoteo. También le invita a no avergonzarse de dar testimonio del Señor. 

Salmo del salmo 95, 1-3.78.10: Cuenten las maravillas del Señor a todas las naciones.     

Monición al Evangelio Lucas 10, 1-9.

El evangelio de hoy es el envío de Jesús a los setenta y dos a la gran misión de anunciar que el Reino de Dios está cerca. Estos discípulos tienen la gran tarea de llevar la paz a los hogares. Cuán necesitado de hombres, mujeres y jóvenes que se propongan promover la paz en nuestro mundo está la sociedad.

Oración Universal

Por el Papa, los obispos, los sacerdotes, los religiosos y las religiosas: para que continúen dando testimonio con valentía del Dios que está a favor de la vida. Roguemos al Señor.  

Para que todos los bautizados sean conscientes de su papel en la sociedad y reconozcan la invitación que han recibido para proclamar el evangelio. Roguemos al Señor.

Por un aumento en nuestra Iglesia a las vocaciones a la vida religiosa, sacerdotal y laical. Roguemos al Señor.  

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Está a la vista la Cuaresma

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com *** www.casacristo.com *** www.cssr.com

Publicado por monicion el 20 de Enero, 2008, 23:19 Comentarios 49 | Comentar | Referencias (0)

Primera Semana del Tiempo Ordinario Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Lunes 14 de enero del 2008

Monición de entrada

Recientemente acaba de pasar la semana de la epifanía del Señor. La epifanía es la manifestación de Dios. Su salida a nuestro encuentro. Ante tal gesto amoroso debemos preguntarnos con el salmista: ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que ha hecho?

Monición a la primera lectura 1 Samuel 1, 1-8.

Esta primera lectura narra la historia de Ana, una mujer que a la que el Señor la había hecho estéril y que era insultada por tal razón por su propio esposo.

Salmo del salmo 115: Te ofreceré, Señor, un sacrificio de alabanza.   

Monición al Evangelio Marcos 1, 14-20.

El proyecto de Dios no se puede detener, aún cuando alguno de los que anuncian que se acerca el mensajero es encarcelado. El evangelista Marcos nos habla del encarcelamiento de Juan, sin embargo Jesús continúa con su proyecto de invitar a la conversión y a creer en la Buena Noticia del reino que se acerca. El texto también nos habla del llamado de Jesús a Simón y a su hermano Andrés, a Santiago y a su hermano Juan, y el seguimiento de estos a Jesús.  

Oración Universal

Oremos diciendo: Padre, Escúchanos.

Por los que ejercen alguna responsabilidad en nuestra comunidad. Oremos al Señor.

Por los misioneros que están en países lejanos anunciando el Evangelio. Oremos al Señor.

Por los que nos han ayudado a crecer en la fe.  Oremos al Señor. 

Por los que aun no conocen a Jesucristo. Oremos al Señor.

Por los matrimonios y por las parejas que esperan casarse próximamente. Oremos al Señor.

Por los maestros y educadores. Oremos al Señor.

Por los extranjeros que trabajan en nuestro país. Oremos al Señor.

Por los que habitan en viviendas en malas condiciones o no pueden comprar lo necesario para comer. Oremos al Señor.

Por todos los difuntos. Oremos al Señor.

Por nosotros, y por nuestros familiares y amigos.      

 

Martes 15 de enero del 2008

Monición de entrada

Nuestra alegría está en reconocer que somos amados infinitamente por nuestro Dios que es infinito. Las lecturas de hoy nos muestran la imagen del Dios que se acuerda de su pueblo y actúa con compasión. .     

Monición a la primera lectura 1 Samuel 1, 9-20.

La primera lectura nos a una mujer llamada Ana. Ana rezó desconsoladamente al Señor hasta deshacerse en lágrimas, dice al Señor en una oración silenciosa que si le concede un hijo varón se lo ofrecerá para toda la vida y la navaja no pasará por su cabeza. Luego Ana al llegar a su casa de Rama su esposo Elcana se unió a ella y el Señor se acordó de ella. Ana concibió, dio a luz un hijo y le puso el nombre Samuel, afirmando que al Señor se lo pidió.  

De 1 de Samuel 2: Mi corazón se regocija por el Señor, mi salvador. 

Monición al Evangelio Marcos 1, 21-28.

El evangelista Marcos presenta a Jesús enseñando de una forma nueva, con autoridad, a diferencia de los letrados. En el mismo texto se afirma que la fama de Jesús se va extendiendo.

Oración Universal

 Por la santa Iglesia, extendida por toda la tierra y presente en nuestra comunidad. Oremos al Señor.

Por los jóvenes que se preparan para el sacerdocio. Oremos al Señor.

Por el entendimiento entre las naciones y para que todos los pueblos reconozcan a Jesucristo. Oremos al Señor.

Por los pobres, por los que sufren, por los humildes. Oremos al Señor.

Por los que tienen hambre y sed de justicia, por los misericordiosos, por los limpios de corazón. Oremos al Señor.

Por los que trabajan por la paz, por los perseguidos por causa de la justicia. Oremos al Señor.

Por los niños de todo el mundo, para que a todos llegue el enuncio del Evangelio. Oremos al Señor.

Por nosotros, por nuestros familiares, amigos y conocidos. Oremos al Señor.

  

Miércoles 16 de enero del 2008

Monición de entrada

Las personas que han puesto su confianza en el Dios de la vida son dichosas porque han escogido la mejor parte, hacer la voluntad de Dios. Hacer la voluntad de Dios es amar como El nos ha amado, es hacer el bien sin esperar nada a cambio, es contribuir para que sea posible un mundo donde verdaderamente todos seamos iguales.

Monición a la primera lectura 1 Samuel 3, 1-20.

Esta primera lectura presenta todo el proceso que se da en la llamada de Dios a Samuel. En un principio Samuel desconoce el origen de la voz, hasta que con la ayuda de Elí logra descubrir el origen de la voz que viene de Dios. Resulta sorprendente la obediencia de Elí.  

Salmo del salmo39, 2.5.7-10: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.   

Monición al Evangelio Marcos 1, 14-20.

El proyecto de Dios no se puede detener, aún cuando alguno de los que anuncian que se acerca el mensajero es encarcelado. El evangelista Marcos nos habla del encarcelamiento de Juan, sin embargo Jesús continúa con su proyecto de invitar a la conversión y a creer en la Buena Noticia del reino que se acerca. El texto también nos habla del llamado de Jesús a Simón y a su hermano Andrés, a Santiago y a su hermano Juan, y el seguimiento de estos a Jesús.  

Oración Universal

Para que la Iglesia sea el hogar de la misericordia para todos los hombres. Roguemos al Señor.

Para que las comunidades de religiosos y religiosas sean para todos un ejemplo de entrega y fidelidad. Roguemos al Señor.

Para que los que viven hundidos en el mal encuentren una mano amiga que los ayude a levantarse. Roguemos al Señor.

Para que los que, movidos por su afán de poder, provocan las guerras y el hambre en el mundo, se conviertan y aprendan a amar. Roguemos al Señor.

Para que los fieles difuntos sean acogidos en la casa del Padre. Roguemos al Señor.

Para que el Señor perdone nuestros pecados y nos dé la gracia de vivir como hijos suyos.  

 

Jueves 17 de enero del 2008

Monición de entrada

Nuestra Iglesia nos propone para hoy la memoria de san Antonio, abad. Este ilustre padre del monaquismo nació en Egipto hacia el año 250. Cuando murieron sus padres, Antonio tenía unos dieciocho o veinte años, y quedó él solo con su única hermana, pequeña aún, teniendo que encargarse de la casa y del cuidado de su hermana. Habían transcurrido apenas seis meses de la muerte de sus padres, cuando un día en que se dirigía, según costumbre, a la Iglesia, iba pensando en su interior cómo los apóstoles lo habían dejado todo para seguir al salvador, y cómo, según narran los hechos de los apóstoles, muchos vendían sus posesiones y ponían el dinero de la venta a los pies de los apóstoles para que lo repartieran entre los pobres; imbuido de estos pensamientos, entró en la Iglesia, y dio la casualidad de que en aquel momento estaban leyendo aquellas palabras del Señor en el Evangelio: si quieres ser perfecto, ve a vender lo que tienes, dalo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; luego ven y sígueme. Entonces Antonio salio en seguida de la Iglesia e hizo donación a los aldeanos de las posesiones heredadas de sus padres.       

Monición a la primera lectura 1 Samuel 4, 1-11.

Este texto nos presenta dos batallas entre Filisteos e Israelíes. El arca de la Alianza es la figura central de la narración. Hablar del Arca es una manera de aludir a la presencia de Dios en medio de Israel, pero parece que no siempre el Arca está acompañada de esa presencia divina. Precisamente en este pasaje queda consignado cómo Israel fracasa dos veces en la guerra contra los filisteos, una vez porque sale a la batalla sin ella, y la segunda, aunque ha recurrido a ella y la llevan a la guerra, la presencia de Dios sin embargo, no está ahí. Es bueno que sepamos que lo presentado en el trozo de esta lectura no se trata de una ausencia real de Dios, es más bien la manera como el narrador quiere enseñar que cuando el pueblo se aparta de su Dios, necesariamente sus empresas van al fracaso.      

Salmo  del salmo 43, 10-11.14-15.24-25: Redímenos, Señor, por tu misericordia.

Monición al Evangelio Marcos 1, 40-45.

Un leproso se acerca a Jesús y suplicándole de rodillas le dice que si quiere puede limpiarlo. Jesús sintió compasión por la condición de enfermedad de aquel hombre, lo tocó y quedó sano; Jesús no le preguntó nada; solo vio que era un pobre hombre sentenciado a vivir en soledad y apartado de todos, por una enfermedad superficial en la piel.

Oración Universal

Por la Iglesia, por el Papa y los obispos, por las comunidades de cristianos en todo el mundo. Oremos.

Por los movimientos y grupos de jóvenes cristianos. Oremos.

Por todas las naciones, por sus go0bernantes y políticos, por los que de distintos modos trabajan  por la justicia, la libertad y la paz. Oremos.

Por los pobres, por los enfermos, por los que más sufren las consecuencias de la crisis económica, de la violencia, de la injusticia. Oremos. 

Por todos los difuntos, conocidos y desconocidos. Oremos.

Por la verdadera amistad de los cristianos. Oremos.

 

Viernes 19 de enero del 2008

Monición de entrada

Hoy día, posiblemente más que siempre, necesitamos reconocer la grandeza de la misericordia de nuestro Dios, el Dios que construye y, ama intensamente, hasta darse por completo. 

Monición a la primera lectura 1 Samuel 8, 4-22ª.

Esta primera lectura muestra a los ancianos inquietos porque quieren ser como las demás naciones, tener a un Rey. Samuel les explica todo lo que usualmente hacían los reyes en contra de las personas que no estaban ligadas directamente a su reinado, a los cueles les quitabas sus tierras y les exigían diezmos para dárselo a sus funcionarios y ministros. El pueblo no quiso hacer caso a Samuel e insistió que querían un rey. Samuel oyó lo que pedía el pueblo y se lo comunicó al señor. El Señor le respondió diciéndoles que les haga caso y les nombre un rey.   

Salmo del salmo 88, 16-19: Contaré eternamente tus misericordias, Señor.    

Monición al Evangelio Marcos 2, 1-12.

Jesús continúa con su misión, hoy, estando en Cafarnaun, la gente sen enteró y le llenaron la casa de personas. Mientras Él les proponía la palabra llegaron cuatro llevando un paralítico, estos al ver lo difícil de llegar a Jesús abrieron un banquete y descolgaron la camilla con el paralítico. Jesús se queda impresionado por la fe que estos tenían y le dice al paralítico que sus pecados le quedan perdonados. Como era costumbre, unos letrados que había allí comenzaron a hacer juicios hacia dentro. Jesús los descubre, y cambia la versión original, le dice al paralítico que coja su camilla y se marche a casa. Los que estaban presentes comenzaron a dar gloria a Dios.

Oración Universal

Por nuestra diócesis, por nuestro obispo y por los responsables de la pastoral diocesana. Oremos.

Por las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal Oremos.

Por los que mueren en las guerras y en las invasiones. Oremos.

Por los pescadores que se ganan la vida en un trabajo duro y difícil; por los marineros que tienen que estar tanto tiempo lejos de sus hogares. Oremos.

Por los jóvenes que no pueden trabajar, por los pequeños comerciantes que viven dificultades. Oremos. 

Por nuestras familiares y amigos, especialmente por los que están pasando por algunas dificultades. Oremos.  

 

Sábado 20 de enero del 2008

Monición de entrada

Las dos lecturas de hoy nos hablan de personas, con rostros concretos, que son escogidos por el Señor para continuar con la misión de acompañar a su pueblo.  

Monición a la primera lectura 1 Samuel 9, 1-19.

Esta primera lectura nos habla de la escogida de Saúl por Dios, a través de Samuel para regir al pueblo del Señor y librarle de la mano de los enemigos que lo rodean. Podríamos preguntarnos hoy, ¿Cuáles son los enemigos que tiene el pueblo de Dios? ¿Podríamos decir que los políticos, los empresarios inconcientes, los fanáticos religiosos, y los que promueven la guerra, las grandes farmacéuticas?   

Salmo del salmo 20, 2-5: Señor, el rey se alegra por tu fuerza.   

Monición al Evangelio Marcos 2, 13-17.

Jesús permanece fiel a su misión de enseñar, hoy lo hacia a orilla del lago; y de paso invita a algunos para que le sigan. Está acompañado por muchos, incluyendo a recaudadores de impuestos y otras gentes de mala fama. Jesús nunca se cerró a la posibilidad de compartir con las personas, sin importar las actividades en que en algún momento de su vida estos se hayan visto envueltos.    

Oración Universal

Por toda la Iglesia, por todos aquellos que quieren seguir a Jesucristo con fidelidad. Oremos unidos.

Por el Papa, por nuestro Obispo y por todos los obispos del mundo. Oremos unidos.

Por las personas que sufren las consecuencias de una riqueza mal repartida. Oremos unidos. 

Por los que, movidos por el amor, trabajan por el bien do sus hermanos. Oremos unidos.

Por los políticos y militares, para que traten con caridad evangélica a los ciudadanos. Oremos unidos.

Por los campesinos y los obreros, los estudiantes y profesionales. Oremos unidos.

Para que siempre estemos dispuestos a compartir con alegría nuestra fe. Oremos unidos.

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 12 de Enero, 2008, 15:06 Comentarios 164 | Comentar | Referencias (0)

Moniciones Octava Semana de Navidad Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Lunes 31 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Mientras continuamos celebrando con alegría la encarnación del Dios de la vida  que ha salido a nuestro encuentro, es tiempo de reflexionar sobre nuestro que hacer en la sociedad y, en ese sentido, cuestionarnos en cuanto a la forma que incidimos en los demás. Es tiempo de hacer posible un mundo de paz,  donde todos le tengamos a El como tesoro buscado y encontrado.   

Monición a la primera lectura 1 Juan, 1, 2, 18-21.

En esta primera lectura Juan muestra que lo que anuncia es fruto de lo que ha oído, visto y contemplado. Su testimonio y anuncio es que la vida eterna que estaba junto al padre se nos ha manifestado. 

Salmo del salmo 95.    

Monición al Evangelio Juan 1, 1-18.

El prólogo de Juan contiene la base de las verdades de nuestras celebraciones. Al principio el prólogo nos sugiere que nos hayamos ante una nueva creación. La intimidad entre la Palabra y Dios dará paso en el evangelio a la intimidad entre Jesús y el Padre, y a la intimidad entre Jesús y los suyos. El evangelista va concatenando palabras e ideas con repeticiones, para revelar cómo el amor y la providencia de Dios han discurrido a través de los siglos hasta manifestarse plenamente en Jesús. La vida era la luz y Jesús será luz de vida.    

Oración Universal

Por la santa Iglesia de Dios: Para que en su interior y en las relaciones con el mundo dé la imagen de una verdadera familia que sabe amar, perdonar, valorizar a cada persona. Roguemos al Señor.

Por la familia, Iglesia domestica: Para que inspire a los cercanos y a los que están lejos esa confianza en la Providencia que ayuda a acoger y a promover el don de la vida. Roguemos al Señor.

Por los padres y los hijos: Para que, a través de una comprensión profunda y un dialogo recíproco, sepan construir una autentica comunidad que crezca en la fe y en el amor. Roguemos al Señor.

Por los enamorados: Para que, en la realidad única e irrepetible de su amor, sientan la presencia de Dios Padre, que ha hecho que se encuentren y que los guiará siempre, en todo momento de sus vidas. Roguemos al Señor.

Por las nuevas familias: Para que puedan disponer de una casa acogedora en la que no falte la salud, la serenidad y la capacidad de difundir el mensaje de esperanza y de paz de Cristo. Roguemos al Señor.  

 

 

Autor: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R. 

 

Monición de entrada:

 

 

!Feliz Año Nuevo! Hermanos en Cristo y María.

Hoy la Iglesia nos presenta a la Madre de Dios en esta fiesta que desde el siglo quinto, fue la primera fiesta mariana de la Iglesia.  Por su SI a la voluntad de Dios, María dio a luz a la fuente de la gracia, a la salvación del mundo.  Por eso ella es Madre de Dios y Madre de la Iglesia.  Ella es símbolo de la comunidad cristiana, en donde los creyentes, encontramos a Cristo.

 

Primera Lectura: Números 6, 22-27 (Fórmula de bendición sobre el pueblo israelita)

 

La presencia de Dios en el Antiguo Testamento, fue asociada a su Nombre invocada en bendición.  Estamos bendecidos con la presencia de este Dios en nosotros.  Aarón nos presenta esta bendición en esta lectura.

 

Salmo Responsorial: 66

 

Segunda Lectura: Gálatas 4, 4-7 (Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer)

 

Dios Padre envió a su Hijo para que podamos ser  sus hijos.  Cristo nació de María para liberarnos y salvarnos. En esta corta lectura Pablo nos habla sobre María.

 

Tercera Lectura: Lucas 2, 16-21 (A los ocho días le pusieron el nombre)  

María guardaba en su corazón todas las cosas del nacimiento de su Hijo.  Ella le puso por nombre Jesús, nombre en el que somos todos salvados.

 

Oración Universal

A cada plegaria respondan, por favor: “Que tu Santa Madre, Señor, interceda por nosotros”

  1. Por el Papa N., por nuestro obispo N., por todos los pastores de la Iglesia: para que sean incansables mensajeros de la verdad y testigos de la paz, al servicio del pueblo de Dios.  Roguemos al Señor.

  2. Por todos los que tienen particulares responsabilidades políticas, educativas y sociales: para que sepan proyectar y construir la verdadera paz, que nunca se desanima, que cura las heridas y que protege y promueve la vida.  Roguemos al Señor.

  3. Por las familias: para que realicen dentro de sí el modelo de humanidad reconciliada en el amor e irradien en su entorno el evangelio de la paz.  Roguemos al Señor.

  4. Por las víctimas de la violencia, por los perseguidos, los marginados, los oprimidos: para que se les reconozcan sus derechos de hombres libres y se respete en ellos la imagen del Hijo de Dios, hecho hombre por nosotros.  Roguemos al Señor.

  5. Por todos nosotros: para que sepamos experimentar la paz en la casa, en la escuela, en el trabajo y en todos los campos de la convivencia humana.  Roguemos al Señor.

Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 42)

 ¿Cómo podremos, Señor Jesús, bendecirte como tú te mereces,

por Santa María la Virgen madre bendita y madre nuestra,

y proclamarla también dichosa a ella por generaciones sin fin,

sino con el piropo evangélico de aquella mujer del pueblo:

Bendito el vientre que te llevó y los pechos que te criaron?

En verdad, su gloria ennoblece a todo el género humano.  

Tú que nos diste a María como modelo de mujer creyente,

como ejemplo de discípula tuya, como madre de la Iglesia

y como imagen esplendorosa de la misma en su plenitud final,

concédenos caminar como ella en la fe y en tu seguimiento,

respondiendo fielmente al sí de las promesas cumplidas. Amén.

 

 

Formato para imprimir

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

 

Especial de Navidad:  http://www.scalando.com/Liturgia/navidad.htm

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Oración de discernimiento: http://www.scalando.com/elecciones/oracion_de_discernimiento_2006.htm

Homilía para hoy

Nos llega desde Colombia... Para crecer humanamente...  Con una variedad de temas, mensajes, entrevistas, música, todo en una sola revista, llamada: NOTAS HUMANAS Y DIVINAS.  Entre aquí.

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com ***** www.casacristo.com ***** www.cssr.com

 

 

Miércoles 02 de enero del 2008

Basilio Magno y Gregorio de Nacianzo, obispos y doctores de la iglesia. 

Monición de entrada

Nuestra iglesia nos propone hacer memoria de los santos Basilio Magno y Gregorio de Nacianzo, obispos y doctores de la iglesia. San Basilio nació en Cesarea de capadocia el año 330, brilló por su cultura y por sus virtudes; comenzó a vivir una vida eremítica, pero el año 370 fue nombrado obispo de su ciudad. Combatió el arrianismo; escribió muchas e importantes obras y, principalmente, reglas monásticas, por las que se rigen aún muchos monjes orientales. Murió el día 1 de enero del año 379.

San Gregorio nació cerca de Nacianzo el mismo año 330 y viajó mucho por razón de sus estudios. Primero imitó a su Basilio en la vida solitaria, pero luego fue ordenado presbítero y obispo. El año 381 fue elegido obispo de Constantinopla; sin embargo, a causa de los diversos bandos que dividían a su Iglesia se retiró a Nacianzo, donde murió. Por su doctrina y elocuencia, mereció el apelativo de “el teólogo”.

Monición a la primera lectura 1 Juan 2, 22-28.

Este texto nos presenta  a Juan dialogando con los que niegan que Jesús es el Cristo. A estos les llama mentirosos; anticristos que niegan al Padre y al Hijo. Mientras que por otra parte  invita a la comunidad que le escribe les invita a permanecer fieles a lo que oyeron desde el principio.

Salmo del salmo 97, 1-4: Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.  

Monición al Evangelio Juan 1, 19-28.

El texto del evangelio de hoy presenta a Juan dando testimonio de quien es él, auto-reconociéndose como la voz que grita en el desierto, y por otra parte anuncia la venida del que viene detrás de él, la llegada del Mesías. 

Oración Universal

 A las peticiones responderemos: Renueva Nuestras familias, Señor.

Por la santa Iglesia de Dios: para que sus hijos vivan siempre unidos en el amor. Roguemos al Señor.    

Por todas las naciones del mundo: para que aumenten los lazos de fraternidad universal. Roguemos al Señor. 

Por las familias que tienen problemas: para que superen las dificultades unidos en el amor. Roguemos al Señor. 

Por las relaciones entre padres e hijos: para que estén penetradas por la comprensión, la generosidad y el respeto mutuo. Roguemos al Señor.

Por los niños que no tienen padres: para que no les falten personas que les ayuden y amen. Roguemos al Señor. 

Por los ancianos: para que en los últimos años de su vida no les falte el cariño familiar. Roguemos al Señor.

Por todas nuestras familias: para que vivan cimentadas en el amor y en la paz de Cristo.  Roguemos al Señor. 

 

Jueves 03 de enero del 2008

Monición de entrada   

Continuamos cantando al Señor un cántico nuevo por todo lo que ha hecho y por hacerse uno de nosotros. Es tiempo de continuar contemplando su grandeza, y de amar como Él nos ama.     

Monición a la primera lectura 1 Juan 2, 29-3, 6.

Juan nos invita a reconocer que al Dios que seguimos es justo y que, por tanto, quien practica la justicia esta obrando como hijo suyo. Precisamente en reconocernos hijos de Dios está la inmensidad del amor que el padre ha mostrado por nosotros: El se manifestó para quitar los pecados.

Salmo del salmo 97, 1-6: Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.  

Monición al Evangelio Juan 1, 29-34.

El evangelio de hoy es la continuación del tema de ayer referente a Juan el Bautista que al ver acercarse a Jesús le reconoce como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo del que ya había hablado. Lo central del texto está en el hecho de que Juan atestigua que Jesús es el Hijo de Dios.      

Oración Universal

Por la Iglesia extendida por toda la tierra: para que viva unida en el amor y la paz para bien de la comunidad humana. Roguemos al Señor.

Por la grande familia humana: para que se transforme en su corazón y todos se sientan miembros de una sola familia. Roguemos al Señor.

Por aquellos hogares donde falte el pan de cada día, el trabajo y la felicidad: para que la fortaleza del Espíritu los anime y encuentren acogida en nuestra sociedad. Roguemos al Señor.

Por los matrimonios desunidos: para que, por la comprensión y la oración, lleguen a recuperar el amor y unión perdidos. Roguemos al Señor.

Por las relaciones de los padres con sus hijos y de los esposos entre sí: para que estén penetradas por un auténtico amor y respeto. Roguemos al Señor.

Por nosotros y cada una de nuestras familias: para que vivamos siempre en la paz y unidad, a ejemplo de la familia de Nazaret. Roguemos al Señor.        

 

Viernes 04 de enero del 2008

Monición de entrada

Todos hemos sido testigos de la encarnación de Dios que ha salido a nuestro encuentro, para regir nuestros pueblos con justicia y rectitud. Es importante que cada uno de nosotros, como cristianos,  participemos en actividades que ayuden a liberar a otros, pero antes, es bueno que nos liberemos de todo aquello que no nos permite estar en comunión con los demás para responder a nuestra llamada, hecha desde la creación, a ser felices. 

Monición a la primera lectura 1 Juan 3, 7-10.

El cristiano que va avanzado en su vida espiritual llega a un nivel en el que el pecado no entra en sus cálculos ni en su vida. Se siente tan llamado a ser santo y a estar en comunión con Dios que hasta el pecado más pequeño es visto como un gran obstáculo. Así lo veían los grandes santos, para quienes el pecado más mínimo era visto escrupulosamente. El cristiano conforme va madurando en su fe llega a la certeza que el amor es lo único que cuenta.

Salmo del salmo 97, 1. 7-9: Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.  

Monición al Evangelio Juan 1, 35-42.

Es imposible conocer a Dios y no amarlo, amarlo y no seguirlo. Es lo que ocurre con los discípulos del texto de hoy, al escuchar hablara Juan de Jesús como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo deciden seguirlo. Estos dos discípulos son Andrea, hermano de Simón Pedro y Simón, quien después del encuentro con Jesús se llamará Cefas, que se traduce Pedro.

Oración Universal

Por la santa Iglesia de Dios: para que, llena de gozo, celebre la presencia de Dios en medio de los hombres. Oremos al Señor.

Por los hombres de todas las religiones: para que lleguen a conocer a Cristo y encuentren en él la plenitud de aquella verdad que desean. Oremos al Señor.

Por los que en estos días de Navidad están lejos de sus hogares: para que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios. Oremos al Señor.

Por los que estamos aquí reunidos: para que, al celebrar el nacimiento de Cristo, renazcamos a una vida nueva de justicia y santidad. Oremos al Señor. 

 

Sábado 05 de enero del 2008

Monición de entrada

Los temas esenciales en las dos lecturas de hoy la importancia de que nos amemos unos a otros y el seguimiento a Jesús. Es tiempo de aclamar al señor desde el amor y servirle con alegría desde el seguimiento y la misión.   

Monición a la primera lectura 1 Juan 3, 11-21.

Esta primera lectura enfatiza, fundamentalmente, como es característica de las cartas del apóstol Juan la importancia del amor y de la verdad. No es para menos si nos detenemos a pensar que Juan conoció a Jesús, y se apasionó con el proyecto de salvación propuesto por el Maestro. Como dice el apóstol: “hemos conocido el amor en que él dio su vida por nosotros”.

Salmo 99, 2-5: Aclama al Señor tierra entera.

Monición al Evangelio Juan 1, 43-51.

Continúa el evangelio del apóstol Juan enfatizando en la invitación de Jesús a personas concretas para que le sigan. Hoy le toca a Felipe, perteneciente a la misma ciudad de los hermanos Andrés y Pedro. También esta la cuestionante de Natanael y su posterior reconocimiento a Jesús como el Maestro, el Hijo de Dios.  

Oración Universal

Para que el Señor que ha querido que su Hijo compartiera la vida de familia en el hogar de José y de María, conserve en paz a todas las familias cristianas. Oremos al Señor.

Para que todos los hombres, de un confín al otro de la tierra, contemplen la salvación que Cristo nos ha aportado. Oremos al Señor.

Para que el Señor dé fortaleza a los débiles, fuerza a los que están tentados y protección a los que se encuentran en peligro. Oremos al Señor.

Para que todos nosotros podamos un día participar de la vida eterna de Cristo, que ha querido compartir nuestra vida temporal. Oremos al Señor.

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

     www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 31 de Diciembre, 2007, 14:10 Comentarios 62 | Comentar | Referencias (0)

Sabado de la III Semana de Adviento Ciclo A

Sábado 22 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Las lecturas de hoy tienen en común la manifestación que sale del corazón de Ana y María, dos mujeres, que se sienten agradecidas ante el gesto amoroso de Dios hacia ellas. Estas mujeres expresan con palabras y hechos su valentía, su acción de gracias.    

Monición a la primera lectura 1 Samuel 1, 24-28.

Esta primera lectura nos muestra a una mujer llamada Ana, la cual deseaba tener un hijo. Ana, con lágrimas en los ojos, le pedía a Dios que la escuchara y el Señor le concedió su deseo, este niño se llamó Samuel y su madre en gratitud lo llevó al profeta Elí para que lo educara al servicio del Señor.   

Salmo 1 Samuel 2, 1-8: Mi corazón se regocija por el Señor, mi salvador.  

Monición al Evangelio Lucas 1, 46-56

El texto del evangelio de hoy presenta a María como una mujer que tu tuvo un encuentro personal Con el Señor, ante dicho encuentro eleva un canto de oración y alabanza de acción de gracias a Dios. Este canto exalta la figura de los pobres como personas en las que se fija Dios para obrar.

Oración Universal

Responder a las peticiones: Venga a nosotros tu reino, Señor.

Por la santa Iglesia: para que, a ejemplo de María, sepa acoger con docilidad y amor toda palabra de Dios. Roguemos al Señor.

Por los hombres llamados a gobernar los pueblos: para que sepan llevar a cumplimiento las expectativas de justicia y de paz que están en el corazón de todos. Roguemos al Señor.

Por las mujeres de nuestro tiempo: para que, mirando a María, que llevó en su seno al Hijo de Dios, descubran la grandeza de su misión de madres y guardianes de la vida en la Iglesia y en la sociedad. Roguemos al Señor.

Por nuestra asamblea: para que cada uno de nosotros, bajo la guía de María, crezca en la fe y en el deseo de ir al encuentro del Señor, intensificando la oración y el empeño de las buenas obras. Roguemos al Señor.    

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 21 de Diciembre, 2007, 16:24 Comentarios 50 | Comentar | Referencias (0)

Jueves de la III Semana de Adviento Ciclo A

Jueves 20 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Mientras continuamos disfrutando de las posadas que se hacen en nuestra Iglesia y de las misas de aguinaldo, las lecturas nos van acercando al acontecimiento esperado. Las lecturas de hoy nos hablan del embarazo de la virgen.   

Monición a la primera lectura Isaías 7, 10-14.

En esta primera lectura el Señor habla a Acaz para que le pida una señal pero Acaz siente miedo de tentarlo y no pide la señal. Ante la negatividad de Acaz el Señor, por su cuenta, da una señal, comunica que la virgen está en cinta, y da a luz un hijo, al que le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.     

Salmo  23, 1-6: Va a entrar el Señor, Él es el rey de la gloria.

Monición al Evangelio Lucas 1, 26-38.

Lucas narra en el texto de hoy el anuncio del ángel Gabriel a María sobre la concesión en su vientre de un niño al que pondrá por nombre Jesús. Es importante resaltar en este texto la disponibilidad de María para que se haga posible en ella el anuncio del ángel.  

Oración Universal

Responder a las peticiones: Muéstranos, Señor, tu misericordia.

Por la Iglesia: para que aguarde con una vida evangélica la manifestación gloriosa de Jesucristo. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes de las naciones: para que trabajen en bien de las personas, especialmente de los más indefensos y necesitados. Roguemos al Señor.

Por los pobres, por los enfermos y por cuantos sufren en el alma y en el cuerpo: para que en la venida de Cristo Jesús y en nuestra solidaridad hallen el consuelo y la fortaleza que necesitan. Roguemos al Señor.

Por los que estamos aquí reunidos: para que, por la vigilancia, la oración y el amor fraterno, nos preparemos a celebrar dignamente el misterio de la venida de Cristo. Roguemos al Señor.

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 19 de Diciembre, 2007, 23:16 Comentarios 65 | Comentar | Referencias (0)

Martes y Miercoles de la III Semana de Adviento Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Martes 18 de diciembre del 2007

Monición de entrada

El final de los tiempos del que nos habla la Biblia está ligado íntimamente a la transformación del mundo de injusticias a uno de justicia, a la transformación del mundo de la guerra a uno de paz. Los salmos de estos días nos ponen en sintonía con ese nuevo mundo que todos ansiamos. Y que soñamos con la esperanza de verlo hacerse realidad. 

Monición a la primera lectura Jeremías 23, 5-8.

El pueblo de Israel siempre soñó con  la llegada del tiempo de la justicia. La lectura de hoy nos habla de un vástago que legítimo, el cual llegará como rey prudente, haciendo justicia y derecho en la tierra.   

Del Salmo 71, 1-2.12-13.18-19: Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente.   

Monición al Evangelio Mateo 1, 18-24.

Mateo, el evangelista, narra todo el proceso que se da antes del nacimiento de Jesús. María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. En esa misma línea se nos presenta a José como el hombre justo y prudente, quien obedece el mandato del ángel del Señor, y se lleva a su casa a María como mujer. La criatura de María viene del Espíritu Santo, le pondrán por nombre Emmanuel, que significa Dios con nosotros.

Oración Universal

Por la Iglesia universal: para que, viviendo la palabra de Dios y los sacramentos, se prepare a recibir dignamente la salvación. Roguemos al Señor.

Por los pastores de la Iglesia: para que Dios guíe sus pasos y les guíe sus pasos y les dé un corazón generoso y servicial. Roguemos al Señor.

Por los que sufren en el alma o en el cuerpo, para que la esperanza en el retorno del Señor les mantenga confiados y responsables. Roguemos al Señor.

Por todos cuantos celebramos esta Eucaristía: para que, con la ayuda divina, seamos fieles a la tarea de la conversión y nos dispongamos convenientemente a la venida de Jesucristo. Roguemos al Señor. 

 

Miércoles 19 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Las dos lecturas de hoy tienen varios elementos en comunes, coinciden al presentarnos a dos mujeres, ninguna había podido tener hijo, ambas deseaban tener un hijo y no se les había hecho posible, ambas quedan embarazadas y da a luz a un hijo, la primera le pondrá Sansón como nombre y la segunda Juan.

Monición a la primera lectura Jueces, 13,2-7.24-25a.

El episodio del anuncio del nacimiento de Sansón que vemos hoy en esta lectura se ajusta  al género literario clásico de las anunciaciones bíblicas para celebrar el origen de los grandes personajes de la historia. El modelo tiene las características esenciales siguientes, que siempre se repiten: la elección divina recae en personas humildes de corazón, como en el caso de de la esterilidad de la madre de Sansón y la edad avanzada del padre; las condiciones requeridas al elegido por parte de Dios son la plena colaboración con él en la gozosa sencillez y la total fidelidad a su proyecto amoroso.      

Salmo del salmo 70, 6.16-17: Que mi boca esté llena de tu alabanza y cante tu gloria. 

Monición al Evangelio Lucas 1, 5-25.

El anuncio del nacimiento de Juan Bautista que nos ofrece Lucas es rico en detalles significativos a nivel teológico, y aparecen múltiples contactos con escenas similares del Antiguo Testamento, donde se narra el nacimiento de personajes que ocupan  un puesto importante en el designio del Señor: aparición del ángel del Señor, turbación y temor de la persona visitada; comunicación del mensaje celeste y signo de reconocimiento.   

Oración Universal

Para que visite su santa Iglesia, le conceda la unidad y la libertad, y la gobierne con su asistencia. Roguemos al Señor.

Para que, bajo la protección divina, nuestros tiempos sean tranquilos y nuestra vida feliz. Roguemos al Señor.

Para que no falte a nadie libertad, escuela, hogar y el pan de cada día. Roguemos al Señor.

Para que cuantos recordamos, con piedad, su primera venida, merezcamos llegar, con sentimientos de fiesta, a su gloriosa aparición al fin de los tiempos. Roguemos al Señor. 

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 17 de Diciembre, 2007, 21:26 Comentarios 47 | Comentar | Referencias (0)

Lunes de la Tercera Semana de Adviento Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Lunes 17 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Todos deseamos que florezca la justicia y la paz abunde por siempre. Es tiempo de paz. La brisa fresca de este tiempo, los bellos amaneceres y preciosos atardeceres nos hace experimentar y pensar que es posible el mundo de justicia y de paz.    

Monición a la primera lectura Génesis 49, 2.8-10.

El texto de génesis nos presenta a Jacob profetizando sobre la venida de aquel para  quien está reservado el cetro de Dios. Por otra parte presenta a Judá como el lugar que será alabado hasta la venida del esperado a través de los tiempos.   

Salmo del salmo 71: que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente.   

Monición al Evangelio Mateo 1, 1-17.

La genealogía nos ayuda a conocer nuestros orígenes. El evangelio de hoy nos presenta la genealogía de Jesús. De esta manera, el nacimiento de Jesús queda vinculado a la historia de un pueblo, Israel; una historia cargada de promesas y esperanzas, pero también de fragilidad y de pecado. La genealogía que nos presenta Mateo, cadena elaborada de una manera hasta artificiosamente, llega a su punto culminante en un hombre concreto, en Jesús, llamado el Mesías.    

Oración Universal

Responder a las peticiones: Ven Señor a salvarnos.

Por la Iglesia de Cristo: para que proclame la Buena Noticia de salvación a todas las personas. Roguemos al Señor.

Por los que viven sin esperanza o en tristeza: para que la venida de Cristo Salvador los llene de fortaleza y alegría. Roguemos al Señor.

Por todos los que sufren por falta de vivienda, de pan, de trabajo: para que encuentren en nosotros la acogida y ayuda que necesitan. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes: para que conduzcan a sus pueblos por los caminos de la justicia, la libertad y la paz. Roguemos al Señor.

Por todos los que estamos celebrando esta Eucaristía, para que nos veamos colmados del gozo y de la salvación que Cristo a traernos con su Navidad. Roguemos al Señor. 

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 16 de Diciembre, 2007, 22:27 Comentarios 65 | Comentar | Referencias (0)

Jueves Viernes y Sabado de la II Semana de Adviento Ciclo A

Jueves 13 de diciembre del 2007

Santa Lucía

Monición de entrada

Hoy, mientras continuamos esperando, preparándonos con esperanza para recibir al Mesías, nuestra Iglesia nos propone hacer memoria de una mujer modelo, a santa lucía, mujer fiel.  

Monición a la primera lectura Isaías 41, 13-20.

El texto de Isaías nos invita a no temer, puesto que el nos redime. Es tiempo de ver, de reflexionar y de conocer que el Señor nos ha hecho, que él nos ha creado. Nuestra tarea ha de ser la de vivir para alabarle con nuestras palabras, y adorarle con nuestras acciones.       

Salmo  144, 1.9-13: El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad.  

Monición al Evangelio Mateo 11, 11-15.

El texto de Lucas de hoy, bastante corto, nos anuncia que el reino de Dios sufre violencia. No se sabe el sentido de que quiso darle el evangelista a las palabras violencia y violentos, pero todas las posibles interpretaciones deberán moverse en el mismo contexto del discurso de la misión, es decir: el anuncio y la predicación del reinado de Dios es un acontecimiento tan decisivo para el cambio radical del interior de la persona y de las estructuras sociales, que no deja espacio a la neutralidad, sino que emplaza al oyente a tomar una opción definitiva: opción por el reino.    

Oración Universal

Unidos en la fe y en la oración, presentamos nuestras peticiones a Dios, contestando: Ven, Señor; ven, Salvador.

Por nuestra madre la Iglesia: para que, purificada por el fuego del Espíritu, lleve la alegría al mundo. Roguemos al Señor.

Por los que rigen las naciones: para que su justicia renueve el gozo y la esperanza de los que sufren a causa del hambre, del paro, de la pobreza. Roguemos al Señor.  

Por los que lloran en su dolor o en su soledad: para que el Señor les haga sentir su presencia y convierta su tristeza en alegría. Roguemos al Señor.  

Por los hombres de todos los pueblos: para que el respeto de los derechos humanos les procure el gozo de la paz y el bienestar. Roguemos al Señor.  

Por nuestra comunidad: para que la palabra del Señor encuentre en nosotros una respuesta generosa de amor compartido y de justicia. Roguemos al Señor.   

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 16).

Amen.

 

Viernes 14 de diciembre del 2007

San Juan de la Cruz, presbítero y doctor de la Iglesia 

Monición de entrada

Hacemos memoria de san Juan de la Cruz, Doctor de la Iglesia. Juan de la Cruz, a partir del año 1568 fue el primero entre sus hermanos de religión que se dedicó a la reforma de su orden, persuadido por santa Teresa de Ávila; esta reforma le costó innumerables sufrimientos y dificultades. Juan de la Cruz, a pesar de estar encerrado en una especie de cárcel, supo amar, perdonar y buscar la comunión con Dios.  

Monición a la primera lectura Isaías 48, 17-19.

Isaías continúa mostrando a un Dios cercano, a un Dios que enseña por el bien de la humanidad. Lo importante es saber si estamos siguiendo a Dios y lo que él, a través de la naturaleza y de la tradición nos ha enseñado.   

Salmo del salmo 1,1-4.6: El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida.   

Monición al Evangelio Mateo 11, 16-19.

El evangelio de hoy nos deja saber que en todos los tiempos ha habido personas inconformes, que nada de lo que les presentan les gusta, podría llamárseles los eternos insatisfechos. No actuemos como insatisfechos, Jesús es la razón de nuestra satisfacción. Esto no quiere decir que nos vamos a quedar de brazos cruzados frente  a las injusticias sociales, es importante comprometernos con causas liberadoras, sin acudir a actos violentos. Seremos satisfechos eternos cuando colaboremos en la construcción de un mundo distinto al que tenemos.

Oración Universal

Unidos en un mismo Espíritu, presentemos desde el fondo del corazón nuestras oraciones al Señor.

Para que la Iglesia sea, ante el mundo, signo del amor misericordioso de Dios manifestado en Cristo Jesús. Roguemos al Señor.

Para que los que están lejos de su patria y de sus hogares encuentren seguridad en Cristo Salvador, y en nosotros acogida fraterna. Roguemos al Señor.

Para que los pobres, los enfermos y necesitados hallen en esta Navidad el consuelo y la esperanza que Jesús vino a traernos con su nacimiento. Roguemos al Señor.

Para que todos nosotros llevemos una vida irreprochable de amor y ayuda a los más necesitados, y así estemos dignamente dispuestos a la venida de Jesucristo. Roguemos al Señor.     

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 19)

Amen.

 

Sabado15 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Tenemos vida, nuestra tarea ha de ser la de invocar a nuestro pastor supremo, en agradecimiento a su gesto lleno de amor y ternura de salir a nuestro encuentro para protegernos, para salvarnos. 

Monición a la primera lectura Eclesiástico 48, 1-4.9-11.

Esta primera lectura nos habla de un personaje muy interesante, se trata del profeta de Elías. El profeta Elías combatió a la monarquía con todas sus fuerzas. Existe una conexión bien estrecha entre la primera lectura de hoy y el evangelio basada en Elías. Esta primera lectura termina con un mensaje esperanzador: “para reconciliara  padres con hijos”.    

Salmo del salmo 79, 2-3.15-1618-19: Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve.

Monición al Evangelio Mateo 17, 10-13.

En el texto del evangelio los discípulos se hacen eco de la creencia popular y preguntan a Jesús sobre Elías. Jesús, en su respuesta, identifica la persona de Elías con la del Bautista, quien cumplió con su tarea de preparar al pueblo.  De la misma manera que a Juan no lo reconocieron, sufrió y lo mataron, así Jesús, el Hijo del Hombre, será malinterpretado y condenado a muerte. La insistencia de Jesús en la pasión rompe la esperanza en un Mesías político y nacionalista. El Hijo del Hombre es, efectivamente, el Mesías, pero un Mesías doliente, en la línea del siervo del Señor.     

Oración Universal

En este tiempo de Adviento, dirijamos, hermanos, nuestra oración a Dios Padre, por intercesión de la Virgen María.

Por la Iglesia: para que, al estilo de los profetas y de María, invoque y anuncie la venida salvadora de Jesús. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes y cuantos ejercen algún tipo de poder sobre los pueblos: para que realicen la liberación del hombre en respeto de los valores de la libertad y del progreso. Roguemos al Señor.

Por cuantos vacilan en su fe: para que, por intercesión de María, la Virgen creyente, sean fortalecidos en la práctica coherente de la vida cristiana. Roguemos al Señor.

Por nuestra asamblea: para que el ejemplo y la meditación de Maria nos ayuden en esta navidad a crecer en la fe, en la esperanza y en la caridad. Roguemos al Señor.      

 

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com   

Publicado por monicion el 12 de Diciembre, 2007, 22:42 Comentarios 48 | Comentar | Referencias (0)

Lunes Martes y Miercoles de la segunda semana del Adviento Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Lunes 10 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Dios se encarna, viene a salvarnos de las angustias y las injusticias. Es tiempo de que la paz y la justicia se encuentren. Que acabe pronto el mundo de las desigualdades sociales, de las guerras, del hambre. Que surja el mundo con base firme en el reino de Dios. Reino de vida y verdad. 

Monición a la primera lectura Isaías 35, 1-10.

Es característico del adviento fortalecer en los cristianos la esperanza puesta en Dios que viene a nuestro encuentro para salvarnos. El profeta Isaías continúa animándonos, hoy nos invita a ser fuertes, a no temer, y mirar a Dios que viene a salvarnos. 

Salmo del salmo 84, 9-14: Nuestro Señor viene y nos salvará. 

Monición al Evangelio Mateo 5, 17-26.

El evangelio de hoy nos narra dos acontecimientos muy importantes. Por una parte está el perdón de los pecados, y por la otra, la curación al paralítico. La actitud de Jesús es una muestra de que Dios es rico en piedad y misericordia.

Oración Universal

Por el obispo de Roma y los teólogos que más él admira, para que en este tiempo sepan ellos transmitir la esperanza partiendo de la conversión de sus corazones al Dios cercano, abierto al dialogo, y respetuoso de la dignidad de cada grupo social, de cada pensador. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes, para que en este tiempo sepan ellos alimentar la esperanza en el pueblo. Roguemos al Señor.

Por el aumento a la vocación religiosa y sacerdotal de jóvenes con mentalidades abiertas- crítico-constructiva. Roguemos al Señor.       

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición).

Gracias, Señor, porque estamos viendo tus maravillas:

tu misericordia y tu fidelidad se encuentran

en nuestro bajo mundo; la justicia y la paz se besan,

mientras la verdad mana de la tierra que tú visitas.

Una aurora de paz despierta la raya de nuestro horizonte.

Todo es presencia y gracia tuya, flores de tu ternura

que brotan en nuestro erial calcinado.  ¡Gracias, Señor!

Queremos reconciliarnos contigo y con los hermanos,

celebrando unidos y alegres la fiesta de tu misericordia.

Y una vez regenerados por tu amor, proponemos demostrar

con nuestra vida que el desierto inhóspito ha florecido. Amén.

 

 

Martes 11 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Se acerca la victoria de Dios sobre el mal. Alegrémonos, Dios viene a nuestro encuentro para salvarnos, para liberarnos de las cadenas que nos ha puesto una sociedad que se hace cada vez más consumista, hedonista e individualista.   

Monición a la primera lectura Isaías 40, 1-11.

Una voz clama en el desierto. La esperanza del retorno ha ido tomando forma, va cobrando intensidad. La alegría más grande para los desterrados es saber que Dios mismo está preparando el regreso. Dios invita a consolar a su pueblo. A hablar al corazón de Jerusalén.

Del Salmo 95, 1-3.10-13: Nuestro Dios llega con poder. 

Monición al Evangelio Mateo 18, 12-14.

La parábola del evangelio de hoy subraya el valor único de cada persona y descubre a los cristianos que la fraternidad se construye desde la paternidad de Dios: cuando vamos en busca de la persona extraviada estamos cumpliendo la voluntad del Padre que quiere que todos nos salvemos.  

Oración Universal

Por el papa, los obispos, los sacerdotes, los diáconos, los religiosos y las religiosas, para que sean testigos fieles de la importancia que tiene la fraternidad, la solidaridad entre las personas. Roguemos al señor.

Por los gobernantes, para que fortalezcan la fraternidad en el pueblo. Roguemos al Señor.

Por un aumento a la vocación religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición).

Te bendecimos, Padre nuestro, Dios de la ternura,

porque no te contentas con las noventa y nueve ovejas.

Para ti nadie es despreciable, todos somos importantes.

Tu mayor alegría es amar, perdonar  salar lo perdido.

Reconstruyendo las ruinas amontonadas por el pecado.

Bendito seas, Dios de la alegría compartida en el amor.

Tu mirada compasiva no es paternalismo que humilla,

sino fiel reflejo de tu ser que crea vida y felicidad.

Gracias, Señor, porque tu cariño nos consuela en Cristo,

quien rompió los tabúes del puritanismo que margina.

Ayúdanos a caminar por la senda que nos lleva hasta ti.  Amén.

 

 

Miércoles 12 de diciembre del 2007

Por Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Nuestra Señora de Guadalupe: 12 de diciembre

Autor: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.                      Fuente: www.scalando.com

Monición de Entrada

Hoy celebramos, con especial alegría, la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, Reina del pueblo mexicano y patrona de toda América.  Esta fiesta es una de las más estimadas y celebradas por nuestros pueblos de nuestro continente americano.  Esta fiesta está situada a muy pocos días de otra gran celebración mariana: la de la Inmaculada Concepción; también se sitúa en un tiempo “fuerte” del calendario litúrgico: el Adviento.  El Adviento es el tiempo mariano por excelencia, ya que María es el principal modelo de la espera de Cristo.  De pie, por favor para cantar con alegría y júbilo el canto procesional.

Isaías 7, 10-14 (La virgen está en cinta)

Este texto del profeta Isaías nos ofrece tres elementos dignos de tomar en cuenta: 1) la señal, 2) el niño y 3) la joven.  La joven era conocida del rey, seguramente era su esposa de hacía poco; lo que no se puede saber es si ya estaba encinta o lo estaría poco después.  Presten atención.

O bien

Eclesiástico (Sirácides) 24, 23-31 (Regaré mi huerto y empaparé mis jardines)

El texto que vamos a escuchar en breves segundos, como primera lectura es, tomado del libro del Eclesiástico o Sirácides; es parte de un himno en elogio a la Sabiduría.  Escuchen atentos, hermanos, este importante mensaje.

Gálatas 4, 4-7 (Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer)

En la lectura que se proclamará a continuación, Pablo, escribiéndoles a los cristianos de Galaxia, hace una condensación del tema de la Encarnación.  Se expresa la condición fraterna del Redentor “nacido de una mujer, nacido bajo la ley”.  Escuchemos atentos, hermanos, la exhortación de san Pablo.

Lucas 1, 39-48 (Visita de María a Isabel)

San Lucas nos presenta el anuncio del ángel Gabriel, donde María después de haber recibido el anuncio y después de haber concebido en su seno al Hijo de Dios, el autor de la vida, ella siente la necesidad de ir en ayuda de su parienta, quien en edad ya avanzada está también embarazada.  Abran muy bien sus oídos, pónganse de pie y entonemos el Aleluya, para la proclamación del Evangelio.

Oración Universal

Después de cada invocación, diremos: “Que tu santa Madre, Señor, interceda por nosotros

  1. Por la Iglesia, nuestra diócesis y nuestra parroquia, para que, como María sea pobre y humilde y ponga toda la esperanza en su Señor.  Oremos.

  2. Por el Papa Benedicto, por nuestro Obispo N. y por nuestro párroco N., para que tengan siempre en su corazón el gozo que viene de Dios y lo sepan transmitir con su espíritu fraterno.  Oremos.

  3. Por nuestras familias, y por todas las familias de nuestra comunidad parroquial y diocesana, para que aprendamos a querernos más y procurar el bien de todos, y nos ayudemos a crecer en la fe y en la esperanza.  Oremos.

  4. Por nuestros jóvenes, para que a ejemplo de María, procuren descubrir cuál es la voluntad de Dios para sus vidas y sepan seguirle en la vida religiosa y sacerdotal.  Oremos.

  5. Por cada uno de nosotros, para que experimentemos siempre la protección de María Nuestra Señora de Guadalupe y sepamos, como ella, ofrecer a Jesucristo al mundo. .  Oremos.

Exhortación final

María, Virgen

Esperanza nuestra,

De Jesús la aurora,

Puerta del cielo.

Madre de los hombres,

estrella del mar,

llévanos a Jesús.

Danos sus promesas.

Eres Virgen Madre:

la llena de Dios,

la esclava del Señor.

Hoy venimos a pedirte:

que seas nuestra protectora

y que acompañes nuestro caminar

Hacia tu Hijo, Jesús,

y hermano nuestro.

Amén.

Formato para imprimir  Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

 

Reflexiones para Adviento y Navidad

www.scalando.com www.casacristo.com

Publicado por monicion el 10 de Diciembre, 2007, 15:19 Comentarios 53 | Comentar | Referencias (0)

Primera Semana de Adviento Ciclo A

Moniciones para la Misa

 

Autor: Máximo de los Santos Otaño, C.Ss.R.    Fuente: www.scalando.com

 

Lunes 03 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Hoy hacemos memoria de san Francisco Javier, un gran misionero nacido en España el año 1506, quien se unió a san Ignacio. Francisco Javier se dedicó a obras de caridad. Y durante diez años evangelizó  india y el Japón. Que la vida de Francisco Javier nos ilumine para que seamos más caritativos, no solo para dar, sino también para ser cuidadosos y respetuosos con los comentarios que hacemos de nuestros hermanos.

Monición a la primera lectura Isaias 4, 2-6.

La primera lectura de hoy es de estas que nos abruman por su narración. Claro, si nos limitamos a verla desde nuestra realidad actual, sin tomar en cuenta el contexto histórico, como suelen hacerlo algunas iglesias. En realidad el profeta Isaías narra una situación catastrófica, con esto pretende alertar al pueblo de Israel, el cual debe pasar por esta realidad como castigo purificatorio por haber sido infiel.     

Salmo del salmo 121, 1-9: Vamos alegres a la casa del Señor.

Monición al Evangelio Mateo 8, 5-11.

En el trozo del evangelio, correspondiente al día de hoy, se resalta la importancia de la fe para que Jesús actúe. El centurión que tiene un criado en cama, paralítico, nos das muestra de lo que es una verdadera fe. Solo así se hace posible el milagro de Jesús.   

Oración Universal

Por el papa, los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, para con su fe, mostrada en lo que hacen y dicen, ayuden a los feligreses a profundizar su creencia en Jesús. Roguemos al Señor. 

Por los gobernantes, para que se dejen guiar por las señales de los más pobres del pueblo frente a su gabinete. Roguemos al Señor.

Por el aumento en nuestra Iglesia de una fe en Jesús. Roguemos al Señor.  

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 11).

Te bendecimos, Padre nuestro, Dios de la promesa,

Dios de la esperanza, por este tiempo de gracia.

Estábamos hundidos en nuestra pequeñez mezquina

pero hoy levantamos los ojos hacia tu aurora.

Hoy es el día de tu visita, tiempo de tu misericordia.

Gracias, Señor, porque nos invitas a la mesa de tu Reino.

Haz que te respondamos con fe vigilante y amor despierto,

con esperanza gozosa, con disponibilidad plena.

Subiremos con alegría a la casa de nuestro Dios,

Porque tú eres quien da sentido a nuestra vida,

fuerza a nuestra flaqueza  y juventud a nuestros años.

Prepáranos tú mismo para tu gran venida.  Amén.

 

 

Martes 04 de diciembre del 2007

Monición de entrada

La humanidad vive en busca de paz. No habrá paz si no existe la justicia. No existirá justicia mientras haya hambre y los intereses de los países ricos se impongan ante los países pobres. Si queremos paz vivamos en paz con nuestro próximo. Jesús nos ofrece un mundo en paz.   

Monición a la primera lectura Isaías 11, 1-10.

La primera lectura de hoy es un poema, un canto que anuncia al Mesías futuro, el cual estará lleno de espíritu profético, se empeñará en implantar la justicia y la paz con los seres humanos y la naturaleza.

Del Salmo 71: Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente.

Monición al Evangelio Lucas 10, 21-24.

Las palabras de hoy son una alabanza de Jesús, motivado por el Espíritu Santo. Jesús alaba a su padre porque ha permitido que la gente sencilla le conozca. Solo los humildes y sencillos están capacitados para captar y entender la excepcionalidad de del tiempo mesiánico y de aceptar que en Jesús Dios se está haciendo presente y se está acercando a cada uno. 

Oración Universal

Por los líderes de nuestra Iglesia, para que reconozcan la predilección del mensaje de Dios al pueblo sencillo. Roguemos al Señor. 

Por la conversión a Dios de los gobernantes ateos. Roguemos al Señor. 

Por las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.        

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 13).

Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra,

porque mediante la sabiduría de la fe y del amor

revelas a los sencillos lo que se oculta a los sabios.

La esperanza de tu venida nos va ganando, Señor,

pues tu justicia despunta ya como rosa de invierno,

haciendo posible la utopía mesiánica del profeta.

Señor nosotros queremos preparar tus caminos

siendo instrumentos de tu paz en nuestros ambientes,

para que donde imperan el egoísmo y el desamor

sembremos con Cristo paz, justicia, luz, fe, dignidad,

optimismo, fraternidad y gozo en el Espíritu.  Amén.

 

 

Miércoles 05 de diciembre del 2007

Monición de entrada

Las lecturas de hoy tienen en común el banquete. El Señor lo ofrece gratuita y abundantemente. La imagen del banquete constituye uno de los símbolos fundamentales para expresar la comunión, el dialogo, las fiestas, la victoria.

Monición a la primera lectura Isaías 25, 6-10ª.  

En esta primera lectura el profeta Isaías, habla del banquete. Este banquete será para al final de los tiempos celebrar la victoria de Dios sobre los poderes que esclavizan a las personas, proclamando su realización universal. El lugar de este banquete, abierto a todos los pueblos, es también bastante significativo: se trata de Sion, lugar simbólico de la elección de Israel.     

Salmo del salmo 22, 1-6: Habitaré en la casa del Señor por años sin término.   

Monición al Evangelio Mateo 15, 29-37.

La multiplicación de los panes del evangelio de hoy pone énfasis en la figura del Jesús misericordioso que cura a los enfermos y que da a todos su alimento, signo del banquete mesiánico. El hecho de que, poco antes, el evangelista Mateo nos haya narrado un viaje de Jesús a tierra extranjera nos hace pensar que un gentío le sigue desde lejos y pertenecía al mundo pagano. El pan que Jesús reparte junto a sus discípulos recuerda el banquete en el que hay sitio para todos. El número siete de las cestas de pan sobrante simboliza el tema de la salvación universal que lleva a cavo nuestro redentor.   

Oración Universal

Por el papa, los obispos, los sacerdotes, los diáconos, los religiosos y religiosas, para que continúen promoviendo un mundo en donde todos tengamos acceso a los alimentos, a la salud y a la educación. Roguemos al Señor.

Por los gobernantes de nuestros pueblos, para que utilicen los vienes del estado para hacer posible que todos tengamos acceso a la alimentación, a la salud, a la educación. Roguemos al Señor.

Por un aumento a las vocaciones a la vida sacerdotal, religiosa, diaconal, de matrimonios comprometidos. Roguemos al Señor.    

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 14).

Seco ya el surco de nuestras lágrimas,

Te bendecimos, Señor Dios, padre de los pobres,

Porque sólo tú salvas la vida del indigente,

Tú que, en Cristo eres el pan del hambriento.

Tu pueblo peregrino en el desierto

tiene ya pan en abundancia.  Sólo falta

que sepamos repartirlo en amor y fraternidad.

¡Bienaventurado quien abre sus manos

en gesto de compartir! Porque ése fue el estilo

compasivo de Cristo en los necesitados.

Concédenos, Padre, que le imitemos fielmente

para que cuando llegue Jesucristo, tu Hijo

nos encuentre dignos de sentarnos a su mesa.  Amén.

 

Jueves 06 de diciembre del 2007

Monición de entrada

En las lecturas de hoy se pone énfasis en la necesidad de entrar. ¿Qué hay que hacer para entrar al reino de los cielos?. Para entrar al reino de Dios se necesita ser leal, confiar en Dios, y cumplir su voluntad.    

Monición a la primera lectura Isaías 26, 1-6.

La intención de la primera lectura de hoy es animar, reconfortar, levantar la moral del pueblo. Actualmente podemos reconocer que necesitamos ser consolados, ser reanimados en la esperanza, reconociendo que tenemos razones para vivir y para confiar en Dios.    

Salmo  117: Bendito el que viene en nombre del Señor.

Monición al Evangelio Mateo 7, 21. 24-27.

No todo el que dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, dice Jesús, sino el que cumple la voluntad del Padre. Cumple la voluntad de Dios el que da frutos como los que da el árbol sano. 

Oración Universal

Por el papa, los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, para que guíen al pueblo por el camino de esperanza que viene de saber que Dios nos acompaña. Roguemos al Señor. 

Por los gobernantes de nuestros pueblos, para que con su discurso y sus acciones saquen al pueblo de la angustia, por la inseguridad, y fomenten la esperanza.

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 16).

Tú eres, Señor, nuestra roca de refugio

Y es mejor confiar que en los poderosos,

Porque es mayor la seguridad de tu amor

Que la de las abultadas cuentas bancarias.

Queremos escuchar tu palabra y cumplirla,

Sin contentarnos con decirte: ¡Señor, Señor!

Pero líbranos tú de nuestra inconstancia.

Hacemos nuestra oración de Carlos de Foucauld:

Padre, me pongo en tus manos; haz de mí lo que quieras.

Sea lo que sea, te doy las gracias.  Lo acepto todo

Con tal que tu voluntad se cumpla en mí

Y en todas tus criaturas.  Necesito darme, ponerme

en tus manos con confianza, porque tú eres mi Padre. Amen.

 

Viernes 07 de diciembre del 2007

Monición de entrada

La esperanza de cada cristiano está en la conciencia que tenemos al reconocer que el Señor es nuestra luz y nuestra salvación. Ante las injusticias, la opresión, y la persecución, Dios viene a instaurar el reino de la justicia y de la santidad donde los ciegos verán, y los sordos oirán. En las lecturas de hoy hay una gran conexión, en la primera el profeta Isaías nos dice que aquel día los ciegos verán, y los sordos oirán. Ese día mesiánico se hace presente en el evangelio con la persona de Jesús.         

Monición a la primera lectura Isaias 29, 17-24.

El profeta Isaías anuncia que con la llegada del Dios encarnado oirán los sordos, y verán los ciegos. El reino que viene a instaurar Dios es el reino de la justicia y de la santidad. Con el triunfo del Mesías solo existirá el bienestar.   

Salmo del salmo 26, 1.4.13-14: El Señor es mi luz y mi salvación.

Monición al Evangelio Mateo, 9, 27-31.

El evangelio de hoy resalta dos elementos muy importantes en nuestro caminar cristiano, por una parte está la fe de los dos  ciegos, y el mudo, en ambos casos Jesús se compadece de ellos y les cura. La fe es precisamente el tema del dialogo que Jesús mantiene con los ciegos, la pregunta que hace Jesús hace a los ciegos es clave, ¿creen que puedo hacerlo?, dice Jesús. 

Oración Universal

Por el papa, los obispos, los sacerdotes, los encargados de dirigir movimientos dentro de nuestra Iglesia, para que promuevan la importancia de la liberación, en un ambiente de dialogo e igualdad. Roguemos al Señor.

Por nuestros gobernantes, para que el anuncio de Isaías cale hondamente en sus corazones, y descubran que, si se han portado mal con su pueblo, se acerca el final de su tiempo, y para que el pueblo les pague votando o dejando de votar de acuerdo a lo que han recibido. Roguemos al Señor.

Por una mayor promoción y conciencia cristiana de la esperanza en nuestra Iglesia. Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomada de B. Caballero.  La Palabra cada día, San Pablo, Madrid, España, 1990, 3ra. Edición, p. 19)

Te bendecimos, Padre, por el corazón de Cristo,

Que supo compadecerse de los dos ciegos del camino,

Imagen viva de la humanidad necesitada de tu luz.

Hacemos nuestros sus gritos de fe y de súplica:

Nos invaden, Señor, las tinieblas de la increencia

Y nos atenazan nuestras ruinas y supuestas seguridades.

Haz, Señor, que tu amor cure nuestra innata ceguera,

Despertando nuestra fe dormida, para poder verlo todo

Con los ojos que nos das: los criterios de Jesús.

Cólmanos de alegría y paz en este tiempo de Adviento,

Que es oportunidad de conversión a ti y los hermanos. Amen.

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Máximo de los Santos Otaño: domax28cssr@yahoo.es

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

 

 

 

Sábado 08 de diciembre del 2007

Inmaculada Concepción de María

Patrona de los Misioneros Redentoristas

Autor: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.                           Fuente: www.scalando.com 

Monición de entrada

En el contexto litúrgico del adviento celebramos esta fiesta de la Inmaculada Concepción de María, patrona de la Congregación del Santísimo Redentor (Los Redentoristas).  El de adviento, sin lugar a dudas es el lugar litúgico de lo mariano, pero en este tiempo se entiende mejor el significado de María.  El día 8 de diciembre de 1854 el papa Pío IX definía que la Virgen María, por gracia y privilegio de Dios, fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción.  Les invito para que se pongan de pie para empezar, cantando, esta liturgia en honor a María, nuestra Madre.

Primera lectura: Gén 3, 9-15.20 (Primer pecado y primer anuncio de salvación

Escucharemos a continuación un relato del libro del Génesis; éste nos indica que el origen de esa situación tan negativa es que el ser humano ha querido traspasar sus límites y ocupar el lugar de Dios: en vez de gozar el paraíso que él le había regalado y de seguir sus indicaciones; ha querido decidir por el mismo dónde estaba el bien y dónde estaba el mal.  Escuchen, atentos este pasaje.

Segunda lectura: Ef 1, 3-6.11-12 (Dios nos eligió en la persona de Cristo)

En Jesucristo todos son invitados a participar de la vida de Dios.  Por eso los creyentes son llamados  a menudo “los santos”.  Otro lenguaje habitual en el Nuevo Testamento para expresar esa misma realidad es el de la filiación, presente en el himno de la carta a los efesios, de donde está tomada la lectura que a continuación vamos a escuchar.

Tercera lectura: Lc 1,26-38 (Alégrate, María, llena de gracia)

Escucharemos el episodio del anuncio del nacimiento de Jesús, narrado por san Lucas.  María reconoce la mano de Dios en estos acontecimientos y se muestra dispuesta a cumplir su voluntad.  De pie, por favor, para escucha esta Buena Noticia, pero antes entonemos el Aleluya,

Oración de los fieles

A cada petición responderemos diciendo: “Que tu Santa Madre, Señor, interceda por nosotros”

  1. Por la Iglesia que peregrina en este mundo con la esperanza de la gloria que un día se nos descubrirá; en comunión con María, Madre de la Iglesia.  Roguemos al Señor.
  2. Por la unión de las Iglesias divididas por el pecado; en comunión con María, madre de todos los creyentes en Cristo.  Roguemos al Señor.
  3. Por los enfermos, los moribundos, y por todos los que se encuentran en cualquier necesidad; en comunión con María, salud de los enfermos y consuelo de los afligidos.  Roguemos al Señor.
  4. Por nosotros que nos disponemos a celebrar la liturgia de la mesa eucarística, anuncio del banquete del reino eterno; en comunión con María, intercesora nuestra ante su Hijo Jesús.  Roguemos al Señor.  

 Exhortación final:

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada domingo, San Pablo, España, 1993, p. 606)

 

Hoy te bendecimos, Padre, por Santa María Virgen,

La llena de tu gracia y favor, la madre inmaculada de Jesús;

Y unimos la espera y la esperanza de la venida de Cristo

Al recuerdo de su Madre bendita, que es toda ella adviento.

María es la mujer nueva que con Cristo, el hombre nuevo,

Refleja la nueva humanidad, restaurada a su hermosura primera,

Tal como salió de tus manos creadoras al amanecer el invierno.

Ella es también la mujer creyente, en quien colmas de bienes

A los humildes, mientras despides vacíos a  los ricos engreídos.

Por todo ello, y porque en Cristo nos hiciste hijos tuyos

Para alabanza de tu gloria, ¡bendito seas por siempre, Señor! 

Amén.

 

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R. 

 

Cadena de oración: http://www.scalando.com/orando.htm

Te presentamos un libro: Teología de la Redención

Centro de Espiritualidad Redentorista: http://nuestraespiritualidad.wordpress.com

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/C/index.htm

Libro: Teología de la Redención: http://www.scalando.com/Moralia/redencion/index.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de que te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

www.scalando.com www.casacristo.com

 

 

 

 

 

Publicado por monicion el 2 de Diciembre, 2007, 23:45 Comentarios 85 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com